Seguir este blog
Administration Create my blog

Presentación

442px-Emblem of the Papacy SE svgBienvenido a este blog de actualidad religiosa,de filosofía, de combate de la Verdad contra la secta modernista del "Concilio Vaticano II", de honor, amor y fidelidad al Magisterio infalible de la Santa Iglesia Católica, y de discusión sobre la actualidad de Méjico.
   Este blog pretende también reunir las direcciones de los centros de Misa y de sacerdotes NON UNA CUM, celebrando el Santo Sacrificio en total desunión a "Benedicto XVI" en México.

   No reconocemos, pues, la legitimidad de la autoridad de los "Papas del Concilio" Vaticano II. Estamos ciertos de que solamente esta posición, también llamada sedevacantismo, es la posición teológica que responde perfectamente a la situación actual de la Autoridad en la Iglesia, en particular detallada por la Tesis de Cassiciacum.

   Le invitamos a leer nuestro blog detalladamente. Permítanos presertarle nuestra postura teológica.

   Sea a la mayor gloria de Dios: 


El equipo de México y Tradición

9 marzo 2015 1 09 /03 /marzo /2015 22:29

Estimados lectores y amigos:

 

adjuntamos la segunda parte de las recomendaciones del Padre Romero para esta Semana Santa 2015. Dios los bendiga.

 

El Equipo de México y Tradición.

 

 

Ejercicios particulares de la Semana Santa
A los fieles que participen en el Oficio de “Tinieblas” el Jueves, Viernes y Sábado Santos del canto de los salmos y de las lecciones, o que las sigan, según sus posibilidades, de una lectura piadosa o de la meditación de la Pasión de Nuestro Señor o de oraciones, se les concede:
Indulgencia de 10 años, cada día. Plenaria (perdón de toda la pena de los pecados), si se asiste al Oficio los tres días, con confesión, comunión y oración por las intenciones de los Sumos Pontífices (SSPP).
Meditación de la Pasión el Viernes Santo: A los fieles que mediten el Viernes Santo, en público o en privado, durante tres horas consecutivas, en los tormentos y la muerte del Redentor del mundo, o en sus últimas siete palabras en la Cruz, o reciten himnos, salmos u otras oraciones vocales, se concede:
Indulgencia plenaria. Condición: confesión, comunión el Jueves Santo o en la semana pascual y oración por las intenciones de los SSPP.
A los fieles que visiten devotamente el Santísimo Sacramento en el Monumento el Jueves Santo y las primeras horas del Viernes Santo, recitando cada vez 5 Pater, Ave y Gloria en acción de gracias por la institución de la Santísima Eucaristía; con la recitación también de un Pater, Ave y Gloria por las intenciones de los SSPP, se concede:
Indulgencia de 15 años en cada visita; indulgencia plenaria una vez al día con confesión y comunión.
A los fieles que, a partir de las 15 horas del Viernes Santo hasta el mediodía del Sábado Santo, hagan oración o meditación, en público o en privado, durante media hora, para compadecer los dolores de María, se concede:
Indulgencia plenaria con las condiciones habituales.
A Jesús crucificado: Por el ejercicio del Via Crucis, ante uno legítimamente erigido, con contrición del corazón, indulgencia plenaria. Se gana una segunda indulgencia plenaria comulgando el mismo día. Indulgencia de 10 años por estación si se interrumpe el Via Crucis por una causa razonable. Durante todo el año.
“O Crux ave, spes unica” (“Salve, Oh Cruz, mi única esperanza”).
Indulgencia de 500 días; indulgencia plenaria cada mes con las condiciones habituales.
Te adoramos, Oh Cristo, y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo.
A los fieles que, por amor de la Pasión y muerte del Señor, reciten el Credo seguido de esta oración, se concede:
Indulgencia de 10 años. Plenaria cada mes con las condiciones habituales.
Himno “Las banderas del Rey se enarbolan”, etc. (Vexilla Regis)
Indulgencia de 5 años. Plenaria cada mes con las condiciones habituales.
A los fieles que reciten devotamente 7 Pater, Ave y Gloria ante una imagen de Jesús Crucificado, se concede:
Indulgencia de 7 años. Plenaria cada mes con las condiciones habituales, siempre que este ejercicio se haga todos los viernes del mes.
A la Madre de dolores: “Stabat Mater dolorosa”, etc. Indulgencia de 7 años; indulgencia plenaria cada mes con las condiciones habituales.
“Santa Madre, yo te ruego que me traspases las llagas del Crucificado en el corazón”.
Indulgencia de 500 días. Plenaria cada mes con las condiciones habituales.
Si se añaden 5 Pater, Ave y Gloria, se concede: Indulgencia de 3 años. Plenaria cada mes con las condiciones habituales.
“Preces et Pia Opera” (1938), colección oficial de la Sagrada Penitenciaría Apostólica.


MISIÓN NUESTRA SEÑORA DEL BUEN CONSEJO
Callejón San Juan Sabinito 169, Col. San Juan Sabinito, Tuxtla.
Sacerdote responsable: Padre Héctor L. Romero
Cel.: 9611 683 669 E-mail: feintegra@gmail.com

 

Compartir este post

Published by Por amor a la Verdad
Comenta este artículo
9 marzo 2015 1 09 /03 /marzo /2015 22:21

Estimados lectores:

 

adjuntamos algunos puntos importantes para la Semana Santa por el Sacerdote responsable de Tuxtla Gutiérrez, el Padre Romero. Que Dios los bendiga.

 

El Equipo de México y Tradición.

Recordamos que los oficios del Domingo de Ramos al Miércoles Santo se realizarán en Callejón San Juan Sabinito 169, Col. San Juan Sabinito, Tuxtla. Y los oficios del Jueves Santo al Domingo de Pascua se realizarán en la “Quinta Bugambilias”, Calle Ing. Rafael Portugal y Av. Ing. Luis Castillo 413, Col. Caminera, Tuxtla.
Se oficia según la Liturgia tradicional de la Iglesia, en latín, la misma que conocieron nuestros padres y abuelos. Las ceremonias pueden seguirse mediante misales y hojas en latín y castellano que se pondrán a disposición.
Conforme a las normas y costumbres tradicionales, para poder comulgar se ayuna desde tres horas antes de la Comunión (tres horas de ayuno de alimentos sólidos y de líquidos alcohólicos, una hora de ayuno de líquidos no alcohólicos; el agua no rompe el ayuno ni tampoco las verdaderas medicinas que necesite tomarse), y no se puede comulgar si uno se encuentra en pecado mortal (el cual no consiste sólo en matar a alguien, por ejemplo, sino que también constituyen pecado mortal los malos pensamientos y los deseos impuros consentidos, como recuerda Jesús en el Evangelio), en ese caso uno debe primero confesarse para poder comulgar.
La Iglesia manda a sus hijos bajo pena de pecado mortal asistir a Misa todos los domingos y fiestas de guardar, y también confesarse y comulgar por lo menos una vez al año por Pascua, aunque los buenos católicos lo hacen con mucha frecuencia, siguiendo la voluntad del Señor.
Comulgamos de rodillas y vestidos como lo manda la modestia cristiana: las mujeres, con faldas largas y con la cabeza cubierta con una mantilla o pañuelo, y los hombres, con pantalones largos y la cabeza descubierta.
Asimismo se pide apagar el celular y guardar silencio en el lugar de culto, especialmente durante las ceremonias.
El precepto pide ayudar a la Iglesia en sus necesidades, no olvide por favor hacerlo, su ayuda nos es necesaria para afrontar los gastos del culto. Dios bendiga su generosidad.
INDULGENCIAS
La indulgencia es un perdón de la pena a pagar por nuestros pecados (en todo pecado hay una culpa y una pena: la culpa se perdona por el arrepentimiento y la confesión, mientras que la pena puede perdonarse de varias maneras). La Iglesia concede este perdón por la realización de alguna obra piadosa, aplicando a las almas el tesoro de los méritos de la Pasión de Cristo y de los Santos.
Oración para ganar las Indulgencias: Mi Señor y mi Dios, te suplico que me concedas, en consideración de los méritos de Nuestro Señor Jesucristo todas las indulgencias unidas a las oraciones y a las acciones que hoy realizaré. Quiero entrar en las intenciones requeridas para ganar estas indulgencias, con el fin de satisfacer a la justicia divina y de aliviar a las almas del Purgatorio.
Condiciones habituales: Confesión, comunión, visita de una iglesia y oraciones por las intenciones de los Sumos Pontífices (las cuales son: la exaltación de la Fe; la extirpación de las herejías; la conversión de los pecadores y la paz entre los príncipes cristianos).

 

 

Estimados lectores y amigos:

 

adjuntamos la segunda parte de las recomendaciones del Padre Romero para esta Semana Santa 2015. Dios los bendiga.

 

El Equipo de México y Tradición.

 

 

Ejercicios particulares de la Semana Santa
A los fieles que participen en el Oficio de “Tinieblas” el Jueves, Viernes y Sábado Santos del canto de los salmos y de las lecciones, o que las sigan, según sus posibilidades, de una lectura piadosa o de la meditación de la Pasión de Nuestro Señor o de oraciones, se les concede:
Indulgencia de 10 años, cada día. Plenaria (perdón de toda la pena de los pecados), si se asiste al Oficio los tres días, con confesión, comunión y oración por las intenciones de los Sumos Pontífices (SSPP).
Meditación de la Pasión el Viernes Santo: A los fieles que mediten el Viernes Santo, en público o en privado, durante tres horas consecutivas, en los tormentos y la muerte del Redentor del mundo, o en sus últimas siete palabras en la Cruz, o reciten himnos, salmos u otras oraciones vocales, se concede:
Indulgencia plenaria. Condición: confesión, comunión el Jueves Santo o en la semana pascual y oración por las intenciones de los SSPP.
A los fieles que visiten devotamente el Santísimo Sacramento en el Monumento el Jueves Santo y las primeras horas del Viernes Santo, recitando cada vez 5 Pater, Ave y Gloria en acción de gracias por la institución de la Santísima Eucaristía; con la recitación también de un Pater, Ave y Gloria por las intenciones de los SSPP, se concede:
Indulgencia de 15 años en cada visita; indulgencia plenaria una vez al día con confesión y comunión.
A los fieles que, a partir de las 15 horas del Viernes Santo hasta el mediodía del Sábado Santo, hagan oración o meditación, en público o en privado, durante media hora, para compadecer los dolores de María, se concede:
Indulgencia plenaria con las condiciones habituales.
A Jesús crucificado: Por el ejercicio del Via Crucis, ante uno legítimamente erigido, con contrición del corazón, indulgencia plenaria. Se gana una segunda indulgencia plenaria comulgando el mismo día. Indulgencia de 10 años por estación si se interrumpe el Via Crucis por una causa razonable. Durante todo el año.
“O Crux ave, spes unica” (“Salve, Oh Cruz, mi única esperanza”).
Indulgencia de 500 días; indulgencia plenaria cada mes con las condiciones habituales.
Te adoramos, Oh Cristo, y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo.
A los fieles que, por amor de la Pasión y muerte del Señor, reciten el Credo seguido de esta oración, se concede:
Indulgencia de 10 años. Plenaria cada mes con las condiciones habituales.
Himno “Las banderas del Rey se enarbolan”, etc. (Vexilla Regis)
Indulgencia de 5 años. Plenaria cada mes con las condiciones habituales.
A los fieles que reciten devotamente 7 Pater, Ave y Gloria ante una imagen de Jesús Crucificado, se concede:
Indulgencia de 7 años. Plenaria cada mes con las condiciones habituales, siempre que este ejercicio se haga todos los viernes del mes.
A la Madre de dolores: “Stabat Mater dolorosa”, etc. Indulgencia de 7 años; indulgencia plenaria cada mes con las condiciones habituales.
“Santa Madre, yo te ruego que me traspases las llagas del Crucificado en el corazón”.
Indulgencia de 500 días. Plenaria cada mes con las condiciones habituales.
Si se añaden 5 Pater, Ave y Gloria, se concede: Indulgencia de 3 años. Plenaria cada mes con las condiciones habituales.
“Preces et Pia Opera” (1938), colección oficial de la Sagrada Penitenciaría Apostólica.


MISIÓN NUESTRA SEÑORA DEL BUEN CONSEJO
Callejón San Juan Sabinito 169, Col. San Juan Sabinito, Tuxtla.
Sacerdote responsable: Padre Héctor L. Romero
Cel.: 9611 683 669 E-mail: feintegra@gmail.com

 

Compartir este post

Published by Por amor a la Verdad
Comenta este artículo
5 marzo 2015 4 05 /03 /marzo /2015 23:13

Estimados lectores y amigos:

 

El Padre Hector Lázaro Romero les envía sus saludos y bendiciones y al mismo tiempo nos envía el programa de las actividades de la Semana Santa 2015 en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Les adjuntamos el documento.

 

El Equipo de México y Tradición.

 

Bishop Dolan during an ordination

DOMINGO DE RAMOS
29 de Marzo
Entrada de Jesús en Jerusalén
10:00: Bendición de Ramos y Procesión, Misa Cantada con la Pasión según San Mateo
Lunes, Martes y Miércoles Santos: Misa Rezada a
las 19:00 y Confesiones
a las 18:00
Del domingo al miércoles
los oficios se realizarán
en Callejón San Juan Sabinito 169, Col. San
Juan Sabinito, Tuxtla.
 
JUEVES SANTO
2 de Abril
Día de la institución
de la Eucaristía y del Sacerdocio Católico
8:30: Oficio de Tinieblas (canto de salmos
y lecturas)
18:00: Confesiones
19:00: Lavatorio de los pies, Misa Cantada, Procesión al Monumento y Despojo del Altar
Adoración en el Monumento hasta
las 23:00
 
VIERNES SANTO
3 de Abril
Día de la muerte del Señor
Ayuno y abstinencia
8:30: Oficio de Tinieblas
14:00: Confesiones
15:00: Vía Crucis
17:30: Oficio litúrgico
de lecturas, Canto de la Pasión según San Juan, Oraciones universales, Adoración de la Cruz y “Misa de Presantificados”
20:30: Sermón de la Soledad de
Nuestra Señora
 
SÁBADO SANTO
4 de Abril
Vigilia de Pascua
8:30: Oficio de Tinieblas
11:00: Vía Crucis
19:00-20:00: Confesiones
20:30: Vigilia Pascual
con Bendición del fuego nuevo, Procesión con el lucernario (candelabro), Canto del Pregón y Bendición del Cirio Pascual, 12 Profecías (lecturas), Bendición del Agua Pascual, Canto de las Letanías de los Santos y “Misa de Gloria”
 
DOMINGO DE PASCUA
5 de Abril
Día de la Resurrección
del Señor
11:00: Misa Cantada
Del jueves al domingo los oficios se realizarán en la “Quinta Bugambilias”, Calle Ing. Rafael Portugal y Av. Ing. Luis Castillo 413, Col. Caminera, Tuxtla.
 
Feliz y Santa Cuaresma

Compartir este post

Published by Por amor a la Verdad
Comenta este artículo
26 febrero 2015 4 26 /02 /febrero /2015 23:17

Estimados lectores y amigos:

 

Tenemos la dicha de comunicarles que desde el 10 de diciembre de 2014 los fieles y amigos de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México, ya cuentan con el apostolado permanente de un sacerdote de renombre como lo es el Padre Hector Lázaro Romero, de Buenos Aires, Argentina.

Esta misión se llama: Misión Nuestra Señora del Buen Consejo.

Queremos expresar por este medio a gratitud al Reverendo Padre Hector Lázaro Romero por el gran apostolado que está llevando a cabo: catecismo para adultos, para niños, coro, visitas a enfermos, confesiones, pláticas, conferencias, etc.

Muchísimas felicidades y que Nuestra Señora del Buen Consejo les siga procurando sus gracias.

 

El Equipo de México y Tradición.

 

Anexamos la presentación del Padre Romero que aparecedirectamente en su sitio http://integrismo.over-blog.com/article-quienes-somos-50943613.html

 



Soy el Padre Héctor Lázaro Romero, director de la revista digital “Integrismo”.
En el año 1992 ingresé al Seminario de habla hispana de la Fraternidad San Pío X, de Mons. Lefebvre. Tras seis años de estudios, recibí la ordenación sacerdotal en 1997, de manos de Mons. Williamson. Fui entonces destinado al priorato de la Fraternidad en Buenos Aires; allí ejercí el ministerio sacerdotal hasta el 2004, año en que abandoné la congregación por razones de salud.
Meses más tarde, en agosto del mismo año, decidí no volver a la Fraternidad para ser fiel a mis convicciones doctrinales. Es así que escribí una “Carta a los fieles” del priorato y una a mis superiores, en que explicaba mis razones.
Desde entonces, la posición que sostengo públicamente es la expuesta en la “Tesis de Cassiciacum”, de Mons. Guérard des Lauriers O.P., sobre la vacancia formal de la Sede Apostólica (que ha sido claramente desarrollada desde las páginas de Integrismo y es conocida por nuestros fieles y amigos; en este mismo sitio -sección documentos- puede leerse una exposición detallada, así como material sobre el tema).
En septiembre de 2004 salió el primer número de la revista, en cuyo editorial decíamos:
“(...) Esta es una publicación católica, con todo lo que significa la palabra, con todo lo que conlleva la palabra, con todas las consecuencias que se desprenden de la palabra. En efecto, esta es una publicación que pretende ser católica integralmente. Es una publicación integrista. (...) esta palabra se utiliza ante todo para referirse a quienes sostienen la existencia de una Verdad objetiva que no se pone en discusión. Es justamente ése el sentido que hacemos nuestro.
(...) Para la sociedad actual esta es una actitud condenable, pero no lo era para la Iglesia. Decimos esto porque esta es una palabra ‘acuñada’ en realidad, por el Papa San Pío X (1903-1914), el Papa antimodernista. Este Papa persiguió sin piedad al modernismo, convencido del daño que podía producir a la Iglesia. Bajo sus auspicios nació el ‘Sodalitium Pianum’ (o ‘Fraternidad San Pío V’), dirigido por Mons. Umberto Benigni (1862-1934), encargado de detectar a estos elementos en las diócesis y seminarios, y de expulsarlos. Se entiende entonces el odio de todos los medios progresistas hacia el Papa Sarto.
San Pío X sostuvo y promovió a este grupo y a su prensa, a la que denominó ‘integrista’. Por eso, la denominación de ‘integrista’ debería ser un título de gloria para el católico. Así lo afirma el inmortal Sardá y Salvany en su obra ya clásica: ‘El liberalismo es pecado’. Queremos pues ser integristas.
Ser integrista significa defender la integridad del dogma, afirmar todas y cada una de las verdades de Fe que la Iglesia nos enseña; sea por su Magisterio Ordinario, sea por su Magisterio Extraordinario, con todo lo que significan estas verdades, con todas las consecuencias que se derivan de ellas.
Significa estar convencidos de que la Fe es Una, y que si se niega la más pequeña de las verdades de Fe, o se la pone en duda, se las niega o pone en duda a todas.
Ser integrista significa pues adherir y prestar asentimiento interno a la totalidad del Magisterio de la Iglesia, también a su Magisterio político, con todas las consecuencias que se desprenden de esto. Significa tener como enemigo mortal al liberalismo, y defender la Realeza Social de Nuestro Señor Jesucristo.
Como se ve, la palabra está preñada de sentido católico. Queremos pues, ser integristas. Esta es una publicación integrista.
(...) Hoy reinan el ecumenismo, la libertad religiosa, la colegialidad, doctrinas éstas que la Iglesia de ayer, la Iglesia ‘integrista’ condenó en diferentes oportunidades.
Hoy la Iglesia sufre una crisis espantosa, puede decirse que la peor de su historia dos veces milenaria (...).
Nosotros, al igual que los católicos tradicionalistas, y contándonos entre ellos, señalamos al Concilio Vaticano II como desencadenante de la misma; y afirmamos que el Concilio contradice la enseñanza infalible y tradicional del Magisterio de la Iglesia, particularmente en las tres doctrinas que hemos dicho (...).
Esta publicación, como se dijo antes, quiere defender la Verdad. Y por amor de esa Verdad, denuncia al Concilio (...).
Pero, ¿cómo es posible que los hombres de Iglesia, aun aquel que ocupa el más alto puesto, avalen doctrinas erróneas? ¿No es esto contrario a la infalibilidad y asistencia divina prometidas a la Iglesia?
Esta publicación se compromete a tratar este trágico problema y pretende invitar a sus lectores al estudio del mismo; en breve, quiere proponer a los lectores que estudiemos juntos este problema, en el que tanto se juega para el católico.
Ese será nuestro tema fundamental: el problema de la Autoridad. Pero también nos ocuparemos de otros temas de actualidad, de política, etc.; siempre bajo la luz del Magisterio tradicional, ‘integrista’.
Esta es la finalidad que perseguimos humildemente, la misma de la Iglesia: la gloria de Dios y la salvación de las almas (...)”.
Si conoce otras personas que pueden estar interesadas en nuestra publicación, puede enviarnos las direcciones de mail; las ingresaremos a nuestro fichero y Ud. habrá realizado una obra apostólica.
-Si desea contactarnos:
Por correo electrónico: 
feintegra@gmail.com
integrismo@yahoo.com.ar
-Si desea ayudarnos económicamente:
Puede contactarnos y/o hacernos llegar su ayuda según sistema que indicaremos (también transferencias internacionales).
Ayúdenos a continuar nuestra modesta empresa por la gloria de Dios, honor de la Iglesia y salvación de las almas.

Compartir este post

Published by Por amor a la Verdad
Comenta este artículo
26 febrero 2015 4 26 /02 /febrero /2015 22:55

Cuaresma: Ayunos y Abstinencias


Es una doctrina tradicional de la espiritualidad cristiana que el arrepentimiento, el alejarse del pecado y volverse a Dios, incluye alguna forma de penitencia, sin la cual al cristiano le es difícil permanecer en el camino angosto y ser salvado (Jer. 18,11,25,5; Ez. 18,30,33,11-15; Jl. 2,12; Mt. 3,2; Mt. 4,17; He. 2,38). Cristo mismo dijo a sus discípulos que ayunaran una vez que Él partiera (Lc. 5,35). La ley general de la penitencia, por lo tanto, es parte de la ley de Dios para el hombre.
La Iglesia ha especificado días obligatorios de ayuno y abstinencia de carne, para asegurarse que los católicos realicen de alguna manera penitencia, como lo requiere la ley divina, y a la vez hacerles más fácil el cumplir con esta obligación.
 
El ayuno obliga a los que han cumplido 21 años. Están dispensados: los que hacen trabajos pesados, los faltos de salud, los pobres que viven de limosna y los que han cumplido 60 años.
La ley de abstinencia debe ser observada por todos desde la edad de siete años. Los días de abstinencia no se pueden comer ningún tipo de carnes (vaca, cerdo, aves), ni alimentos derivados de las mismas; por ejemplo, sopas, fiambres, etc.
No hay obligación de hacer ayuno y abstinencia si caen en días de fiestas de guardar, aún si es viernes (esto fuera del tiempo de cuaresma).
 
Modo de ayunar
 
monje.jpgLos días de ayuno está permitida solamente una comida completa, en la que se puede comer carne, siempre que no sea día de abstinencia. Están permitidas dos comidas más, las cuales, juntas, deben ser menores que la comida principal. Entre las comidas sólo pueden tomarse líquidos.
Por la mañana se puede tomar té o café con un poco de leche, o mate cuanto se desee, o chocolate preparado con agua, pan en pequeña cantidad, que no exceda los 62 gramos aproximadamente, con manteca, los huevos están exceptuados.
En la cena, cualquier comida, excepto carne y caldo, en cantidad que no exceda los 250 gramos.
 
Días de ayuno y abstinencia en la República Argentina [*]
 
En virtud de Indulto Pontificio son de obligación solamente:
• Días de abstinencia sola, sin ayuno: todos los viernes de Cuaresma
• Días de ayuno y abstinencia: el Miércoles de Ceniza, el Viernes Santo, la vigilia de la Asunción de la Smma. Virgen y el 23 de diciembre.
 
Días de ayuno y abstinencia en España
 
En virtud del Decreto de la Sagrada Congregación del Concilio del 28 de enero de 1949, al que se agrega el privilegio de la Bula de la Santa Cruzada, la ley de ayunos y abstinencias en España queda modificada de esta manera:
• Días de abstinencia sola: todos los viernes de Cuaresma.
• Días de ayuno y abstinencia: el Miércoles de Ceniza, el Viernes Santo, las vigilias de la Inmaculada Concepción (anteriormente, de la Asunción de la Virgen), y de la Natividad del Señor, que se anticipa al sábado de Témporas (sábado anterior al 25).
 
Días de ayuno y abstinencia en el resto del mundo
 
• Días de abstinencia sola: todos los viernes del año.
• Días de ayuno y abstinencia: el Miércoles de Ceniza, todos los viernes y sábados de Cuaresma, el Viernes Santo, las cuatro Témporas y las vigilias de la Asunción de la Virgen, de Pentecostés, de Todos los Santos y de la Natividad del Señor.
• Días sólo de ayuno: los demás días de Cuaresma.
 
[*] Nota de Oblatio Munda: Puede pensarse legítimamente que esta es aún la ley vigente entre nosotros en la actual situación de la Iglesia; cfr. artículo sobre el ayuno cuaresmal en Oblatio Munda en francés: http://oblatio-munda.over-blog.com/article-careme-2012-100377099.html 
 
http://propagandacatolica.blogspot.com/

Compartir este post

Published by Por amor a la Verdad
Comenta este artículo
2 mayo 2014 5 02 /05 /mayo /2014 16:39

Estimados lectores y amigos:

 

adjuntamos un post de nuestro amigo Cuaderno de Bitácora sobre los mensajes "doctrinales" de Bergoglio. No cabe duda que es el hombre que los medias quieren para desacralizar a la Iglesia. 

 

El Equipo de México y Tradición. 

442px-Emblem of the Papacy SE svg

He aquí la última salida de Francisco: «La desigualdad es la raíz de los males sociales.» (Papa Francisco @Pontifex_es), «tuiteó» esta mañana muy suelto de cuerpo. El «magisterio tuitero» toma el relevo del «magisterio telefónico» (¿Esto es todo, padre Lombardi?). No el pecado, sino la «desigualdad». ¿Habrá todavía alguien en el Vaticano capaz de explicarle a este hombre que la desigualdad forma parte de la creación, de la naturaleza y de la sociedad? Y que no es ella la que provoca los males sociales, sino el igualitarismo revolucionario, como lo demuestra palmariamente la historia de las revoluciones jacobinas y bolcheviques, con su proyecto utópico y criminal de construcción del «hombre nuevo» abstracto, «emancipado» de sus raíces históricas, familiares, sociales, religiosas y ahora también biológicas? Individuo deshumanizado e «igualado» a sus coetáneos, ya que transformado en un simple número anónimo, el que corresponde a su número de elector al servicio del mágico ritual del sufragio universal y de los mitos de la soberanía popular y de la voluntad general…

Es la ideología igualitarista, esgrimida por los partidarios del feminismo y del homosexualismo, la que crea en nuestra sociedad todo tipo de males sociales de consecuencias inconmensurables, es esa misma ideología subversiva, promovida por la Francmasonería, por las Naciones Unidas (El sexo salvaje y el género quieren destruir la familia y crear un nuevo orden mundial) y, en nuestro suelo, tanto por el perverso régimen kretinista como por la depravada oposición macrista (Chau Tabú: polémico sitio de orientación sexual de la Ciudad) la que corrompe desvergonzadamente la juventud, destruye el matrimonio, desintegra la familia, socava la autoridad y disuelve el vínculo social.

No, decididamente, la desigualdad no es la raíz de los males sociales. El pecado lo es. Es la desobediencia a la ley de Dios la que origina todos los males que padece la humanidad, ya sea personales, domésticos, sociales o políticos. En lugar de «tuitear» falsedades políticamente correctas, que le valen la adulación instantánea y unánime del mundo secularizado apóstata, bien haría Francisco en pedir enérgicamente, por ejemplo, que se implemente la prohibición inmediata de la pornografía, del aborto y del sodomonio, comportamientos abominables que claman al Cielo y que, ellos sí, acarrean incontables males a la sociedad.

«Buscad el Reino de Dios y su justicia, y todo lo demás os será dado por añadidura» (Mt. 6, 33) Pero el hombre moderno rechaza a Dios y la búsqueda de su reinado le importa muy poco. Lo único que lo desvela es la obtención de la «añadidura», la consecución de los bienes temporales, y de preferencia puramente materiales, que le permitan disfrutar de una existencia rastrera y mediocre, chapuceando en el lodazal del hedonismo vuelto valor supremo. Que le haga posible seguir llevando una existencia pecaminosa vivida en un contexto sereno y tranquilo, propicio al pleno disfrute de sus multiformes deseos y caprichos (Francisco, el papa de la inclusión). Vivir como cerdos, pero eso sí, de manera confortable. Y con la conciencia bien tranquila…Para lo cual, naturalmente, hay que evitar a toda costa «tuitear» cosas que le desagraden o que lo contraríen…¿Se entiende ?

«Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus para ver si son de Dios, porque muchos falsos profetas han salido al mundo » (1 Jn. 4, 1).

Compartir este post

Published by Por amor a la Verdad - en Crisis de la Iglesia
Comenta este artículo
27 abril 2014 7 27 /04 /abril /2014 21:50

Estimados lectores y amigos:

 

En este domingo fatídico en que nuestros enemigos se han apoderado de Roma y acaban de "canonizar" a los líderes de la secta conciliar, posteamos un sermón del Padre Hector Lázaro Romero.

 

Esperamos que aquellos que todavían creen que las autoridades romanas actuales sean legítimas, después de haber visto estos actos blasfemos, se den cuenta del error del opinionismo.

 

Sacerdotes y fieles de comunidades Ecclesia Dei: Fraternidad San Pedro, Du Christ Roi, Comunauté de Jésus Pretre, de misas de indulto, de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X, el Magisterio de la Iglesia no se puede equivocar. Amad a Cristo y a la Iglesia. La iglesia conciliar NO ES la IGLESIA DE CRISTO.

 

El Equipo de México y Tradición.

 

 

Como reflexión para este domingo “In Albis”, profanado por las falsas canonizaciones de Wojtyla y Roncalli por Bergoglio, publico el sermón que pronunciara tiempo atrás en ocasión de la “beatificación” de Wojtyla. Que Dios asista a su Iglesia y a las almas escandalizadas.

“LA BEATIFICACIÓN DEL MUNDO”

De tanto en tanto es bueno volver a los fundamentos de nuestra actitud y replantearse el porqué de nuestra elección por la Tradición de la Iglesia.
En el orden espiritual, San Bernardo, para rechazar las tentaciones contra la vocación, se planteaba a sí mismo la siguiente pregunta: “Bernarde, ¿ad quid venisti monasterium?” [Bernardo, ¿qué es lo que has venido a hacer al convento?].
¿Por qué estamos a menudo en garajes o en lugares arreglados como capillas? ¿Por qué no vamos a la parroquia más cercana, por qué a menudo nos vemos obligados a hacer kilómetros y viajar para asistir a la Misa, mientras que quizá tenemos una iglesia junto a nuestra casa?
Estamos a favor de la Misa tradicional, pero eso no es suficiente, debemos oponernos también a la “Nueva Misa”; esta “Nueva Misa” que, según el “Breve Examen crítico del Novus Ordo Missæ”, redactado por el Padre Guérard des Lauriers O.P. y firmado por los Cardenales Ottaviani y Bacci, “representa un alejamiento impresionante de la doctrina sobre el Santo Sacrificio de la Misa tal como ha sido definida por el Concilio de Trento”.
Esta “Nueva Misa” fue elaborada con la colaboración de seis pastores protestantes convocados por Pablo VI. Estamos pues en contra de la “Nueva Misa”.
Del mismo modo que estamos en contra del Concilio Vaticano II, particularmente en lo que se refiere a sus doctrinas sobre la libertad religiosa, la colegialidad, el ecumenismo, y el cambio de la doctrina de la Iglesia acerca del judaísmo.
Precisamente, en lo que tiene que ver con la libertad religiosa, Juan Pablo II, en aplicación del Vaticano II, pidió a varias naciones antes católicas (entre otras, Italia, España, Portugal y Colombia) retirar de sus constituciones el artículo que hacía de estos países Estados católicos. Juan Pablo II ha entonces obrado en favor de la laicización de los Estados. Y al hacerlo, al decir de Mons. Lefebvre, “le destronaron”, destronaron a Nuestro Señor Jesucristo como Rey de los Estados y de las sociedades.
Y es exactamente eso que se quiere beatificar hoy; pretender beatificar a Juan Pablo II, es pretender beatificar al Vaticano II, es querer beatificar el espíritu del mundo. No es posible aprobar una cosa semejante.
Para fundamentar mejor nuestro rechazo de dicha beatificación, vamos a recordar aquí algunos hechos y declaraciones realizadas por el personaje en cuestión durante la década del ‘80, lo cual va a recordarnos quien es esta persona realmente (todas las citas siguientes pertenecen al artículo “Itinerario ecuménico de Juan Pablo II”, Roma nº 106, Buenos Aires, 1988).
El 14/4/82, en la plaza de San Pedro, dijo: “En las palabras de Cristo no hemos de ver una valoración superior de la virginidad o del celibato respecto al matrimonio”. Esto, en oposición a la enseñanza del Evangelio, del Concilio de Trento y de Pío XII, y siguiendo la herejía de Joviniano (cfr. Joviniano 82, G. Corbi, Buenos Aires, ed. Iction).
El 25/5/82 asiste a un culto religioso anglicano en Canterbury, Inglaterra.
El 25/5/83 “promulga” un nuevo “Código de Derecho Canónico”, el cual, entre otras cosas, permite a los católicos recibir los sacramentos de la Penitencia, Eucaristía y Extremaunción de manos de ministros no-católicos y, a su vez, permite a ministros católicos administrar dichos sacramentos a los no-católicos (can. 844). Además, dicho código suprimió la excomunión de los masones.
El 11/12/83 predica en un templo luterano en Roma y recita una oración compuesta por Lutero.
El 22/3/84 afirma ante la logia masónica judía B’nai Brith, que el diálogo entre católicos y judíos es un diálogo “entre la primera y la segunda parte de la Biblia” (Juan Pablo II y el judaísmo, ed. Paulinas, Buenos Aires, 1988, pág. 98).
El 6/5/84, en Seúl, Corea, dirige “un saludo especial a los miembros de la tradición budista que se están preparando a celebrar la festividad de la venida del señor Buda” (L’Osservatore Romano, 20/5/84).
El 7/5/84, en Nueva Guinea, “una mujer con los senos descubiertos leyó hoy párrafos de la Biblia durante una misa celebrada por Juan Pablo II” (La Nación, Buenos Aires, 9/5/84).
El 11/12/84 envió un representante a la colocación de la primera piedra de la mayor mezquita de Europa.
El 9/5/85: “Es una alegría particular poder recibiros a vosotros... que seguís la fe del Islam, venidos a Roma para el coloquio sobre ‘la santidad en el Cristianismo y en el Islam’... Como lo he dicho a menudo en otros encuentros con mahometanos, tenemos un solo y mismo Dios y somos hermanos y hermanas en la fe de Abraham... Vuestro Santo Corán llama a Dios ‘Al-Quddus’”...
En mayo de 1985, un documento oficial del Vaticano [que luego Juan Pablo II cita en la Sinagoga] afirma que “el pueblo de Dios de la Antigua y de la Nueva Alianza, tiende hacia metas análogas, la venida o el retorno del Mesías”. E invita a los cristianos a unirse a los judíos para “preparar el mundo a la venida del Mesías” (L’Osservatore Romano, 26/5/85).
El 8/8/85, en Togo, África, asiste a rituales vudú.
El 2/2/86, “en viaje por la India recibió primero en la frente, de una sacerdotisa hindú, ‘el signo de reconocimiento de los adoradores de Shiva’ y el 5 de febrero, en Madrás, de manos de otra, ‘se dejó aplicar en la frente el tilak, o tika, la pastilla de polvo rojizo de los adeptos al hinduismo’” (La Nación, 21/2/86).
Al “Centro Hope de Jerusalén para la comprensión y la reconciliación interreligiosa”: “Venís de una ciudad que significa mucho para todos nosotros: judíos, cristianos y musulmanes. Jerusalén, la ciudad de David, el lugar de la muerte y resurrección de Jesús, el escenario del viaje nocturno de Mahoma hacia Dios” (L’Osservatore Romano, 9/3/86).
El 13/4/86 visita la sinagoga de Roma, participa en la recitación de salmos, reconoce que la Iglesia persiguió a los judíos, y dijo dirigiéndose a ellos: “Sois nuestros hermanos predilectos y en cierto modo se podría decir, nuestros hermanos mayores” (L’Osservatore Romano, 20/4/86).
El 27/10/86, Juan Pablo II convocó a “los representantes de las religiones del mundo” para “un encuentro de oración por la paz”, en la ciudad de Asís. Entre otros sacrilegios realizados en ese lugar, unos bonzos incensaron una estatua de Buda en la Iglesia de San Pedro (L’Osservatore Romano, 2/11/86).
El 30/12/87 en la “encíclica” Sollicitudo Rei Socialis, dijo: “Quiero dirigirme especialmente a quienes por el sacramento del bautismo y la profesión de un mismo credo, comparten con nosotros una verdadera comunión, aunque imperfecta [refiriéndose a herejes y cismáticos]”.
En esta enumeración, no se puede olvidar el beso al Corán y los numerosos “mea culpa”, o declaraciones de arrepentimiento por los “pecados de la Iglesia”, perdón, “de los hijos de la Iglesia”…
Todos estos actos se repitieron a lo largo de todo su “pontificado” y hasta el fin de su vida.
La única conclusión posible es afirmar que similares actos no pueden venir de la Autoridad legítima de la Iglesia, del mismo modo que la “Nueva Misa” y el Concilio Vaticano II no pueden ser obra de la Autoridad legítima de la Iglesia. La Iglesia es Santa, y en su seno no hay el lugar para la herejía, el cisma y el sacrilegio.
En el mismo sentido, la “beatificación” de un tal personaje no podría nunca ser considerada como un acto procedente de la legítima Autoridad de la Iglesia, así como tampoco la “beatificación” de Juan XXIII o la “canonización” de Mons. Escrivá de Balaguer.
No se puede callar ante un tal acontecimiento, y no se puede aceptar un tal acto. Decimos “non possumus”, como los mártires, cuando el emperador romano quería forzarles a renegar de Nuestro Señor, o a ponerlo en el mismo plano que las divinidades paganas, sobre un altar más entre los otros. Los mártires se negaron a ello y prefirieron morir.
Renovamos entonces nuestra adhesión firme a la Fe católica y solamente a la Fe católica.
No se trata de adherir a revelaciones privadas, a mensajes o a sucesos extraordinarios. Se trata pura y simplemente de adherir a la Fe.
No se trata tampoco de adherir a una persona, a un obispo, incluso muy virtuoso, a su palabra o a su acción. Se trata pura y simplemente de adherir a la Fe.
Todo cuanto acabamos de relatar, esta beatificación, son acontecimientos muy tristes para la Iglesia, a pesar de lo que muchos piensan, y es siempre doloroso y desagradable tener que referirse a estas cosas y ser tan crítico. Pero no debemos perder la esperanza ni la confianza, a pesar de todo.
La Iglesia, aunque pueda parecer a veces en muerte aparente, no puede morir, ya que tiene la promesa de Su Maestro. Un día el modernismo será derrotado y tendrá que callarse para siempre jamás, el día del triunfo de la Iglesia ciertamente llegará.
En este tiempo pascual renovemos nuestro amor, nuestra confianza, nuestra devoción, nuestra adhesión a la Iglesia y a la Santa Sede, a su Magisterio y a su doctrina. Tengamos confianza y calma, cuando todo parecía perdido, Nuestro Señor salió resucitado de la tumba.
Conservemos la fe en la Santa Iglesia Católica, la única institución divina que existe sobre la tierra, a pesar de lo que digan sobre las falsas religiones los seguidores de este ecumenismo delirante. Recemos por las almas confundidas, perdidas, escandalizadas.
Dice San Juan en la Epístola de hoy: “hæc est victoria, quæ vincit mundum, fides nostra” (“la victoria, que ha vencido al mundo, es nuestra fe”, I Juan 5, 4).

Padre Héctor L. ROMERO
[Sermón pronunciado el Domingo In Albis, 1ro. de mayo de 2011].

Compartir este post

23 abril 2014 3 23 /04 /abril /2014 21:33

Estimados lectores y amigos:

Como algunos de ustedes nos lo pidieron, les anexamos un pequeño estudio

publicado por nuestros amigos de Ecce Christianus sobre las diferencias entre el Concilio de Trento y el llamado Concilio Vaticano II. 

Esperemos que sea de su interés. 

El Equipo de México y Tradición. 

 

EL CONCILIO DE TRENTO COMPARADO CON EL CONCILIO VATICANO II

http://eccechristianus.files.wordpress.com/2010/05/concilio_di_trento.jpg?w=600

CONCILIO DE TRENTO

 

De un concilio (junta del Papa con todos los obispos del mundo) los católicos esperan directivas claras y una mejoría en la Iglesia. En el siglo XVI, durante la revolución protestante, que hizo la Iglesia en el Concilio de Trento? Que medidas tomó y cómo venció la agresión protestante?

 

Reformó su clero y las costumbres católicas y fortaleció el catolicismo, a tal punto que pudo evangelizar a muchos pueblos paganos. En el siglo XX, el Concilio Vaticano II abrió las puertas de la Iglesia al mundo neopagano actual y practicó el aggiornamiento, es decir, la puesta al día de la Iglesia para hacer suyos los valores de la revolución anticristiana. Las consecuencias de estos dos concilios fueron muy diferentes para la Iglesia y para los pueblos católicos.

 

http://eccechristianus.files.wordpress.com/2010/05/vaticanii.jpg?w=600

Concilio Vaticano II

 

La Iglesia, en el Concilio de Trento reafirmó claramente su doctrina y su tradición, y condenó los errores de los herejes protestantes, como Lutero y Calvino. Lo contrario sucedió en el Concilio Vaticano II: el partido modernista pro protestante introdujo ambigüedades tales en los documentos del Concilio, que hoy los católicos viven en la confusión, en el relativismo. Es decir, cada quien cree en lo que quiere y rechaza lo que no le gusta. En algunos lugares, como Europa y los Estados Unidos, los católicos de hecho ya son protestantes.

 

En el Concilio de Trento, los obispos de doctrina segura fueron apoyados, mientras que los innovadores fueron rechazados. En el Concilio Vaticano II, los innovadores y sus teólogos ya condenados fueron apoyados, mientras que los obispos católicos fueron silenciados.

 

En el Concilio de Trento, que duró unos 18 años, los obispos se tomaron el tiempo necesario para madurar sus desiciones mediante la reflexión y así evitar las desiciones precipitadas; en el Concilio Vaticano II, que duró tres años, todo se hizo con precipitación y manipulación.

 

El Concilio de Trento creó los seminarios, disciplinó a los sacerdotes y reformó todo en el sentido más católico que pueda existir. El Concilio Vaticano II bajo la influencia liberal-masónicay protestante desarmó a los sacerdotes, sometiendolos a un lavado de cerebro, quitandoles a muchos la verdadera definición del sacerdocio y convirtiendolos en asistentes sociales; quitándoles la sotana confundiendolos entre la masa anónima, debilitó la disciplina eclesiástica, favoreció el desorden espiritual y moral, cambió todo en la Iglesia a tal punto que sacerdotes y católicos fueran mal formados por no decir envenenados.

 

Hay sacerdotes formados en la llamda ¨Teología de la liberación¨, que no es otra cosa sino el comunismo marxista revolucionario, disfrazado de católico.

¨Sin el Concilio Vaticano II no habría Teología de la liberación¨ Dijo Gustavo Gutierrez.

 

El Vaticano mismo tuvo que cerrar seminarios y poner alto a estas locuras, que causaron tantas guerras civiles en Colombia, Argentina, Chile, Guatemala, y Chiapas en México, por ejemplo. Todo esto fue el fruto de la apertura al mundo pagano de hoy, tan admirado por los soñadores que manipularon al Concilio Vaticano II y engañaron a los Obispos, incluso al mismo Papa Paulo VI.

 

Cuando los cardenales tradicionalistas dieron al Papa pruebas escritas de que los modernistas dirigentes del Concilio lo estaban engañando, entonces el papa Pablo comprendiendo finalmente que había sido engañado, se derrumbó y lloró

 

 El Concilio de Trento dio a la Iglesia generaciones de santos sacerdotes, celosos del honor de Nuestro Señor Jesucristo, de la salvación de las almas, orgullosos de la fe católica y propagadores de la misma, porque estaban convencidos de que la única verdadera Iglesia es la Católica y de que todas las demás, que usurpan el titulo de Iglesia de Cristo están bajo el influjo del demonio, según el Catecismo romano del Concilio de Trento.

 

El Concilio Vaticano II provocó una crisis aguda del sacerdocio y de la identidad sacerdotal. Miles de sacerdotes, quizá unos 80,000 abandonaron el sacerdocio. Miles de seminaristas perdieron su vocación. Esta catástrofe fué propiciada por la revolución desencadenada por el mismo Concilio en la Iglesia y contra ella.

 

El Concilio de Trento realmente reformó la Iglesia, comunicó a los católicos la doctina católica pura, eliminó los abusos, los desórdenes y la decadencia que afectaba a la Iglesia, comunicó al clero y alos fieles un ideal de santidad y de conquista católica.

 

El Concilio Vaticano II no reformó sino que introdujo la crisis y la decadencia por doquiera, favorecio el desorden y hasta la inmoralidad en algunos seminarios estadounidenses,por ejemplo; aceleró la decadencia y la paganización de la mente y las costumbres de los pueblos católicos,ridiculizó a la Iglesia y la puso al nivel de cualquier secta, aceptando el derecho común, renunciando a todos sus derechos adquiridos y naturales, laicizando la sociedad y entregando a los católicos a la propaganda libre de todas las sectas.

 

Frente a los herejes protestantes, el Concilio de Trento reformó la santa Misa romana de los Papas San León Magno y San Gregorio Magno reafirmando la Fe Católica en la Misa como sacrificio propiciatorio de la cruz renovado sobre el altar con la misma eficacia en nuestro provecho.

 

El Concilio Vaticano II, aunque no haya dicho que se hiciera una nueva Misa, favoreció el espantoso desorden litúrgico actual, permitió la fabricación de la nueva misa, que es copia de la cena protestante.

 

 El Concilio de Trento reformó la Santa Misa Romana de los Papas San León Magno y San Gregorio Magno, es decir hizo buscar los manuscritos más antiguos, para que la Misa fuera lo más antigua posible y prohibió los ritos que no tenían al menos 200 años de historia.

 

El Concilio Vaticano II, aunque no haya dicho que se hiciera una nueva misa, favoreció el espantoso desorden litúrgico actual, permitió la fabricación artificial de la nueva misa, que es copia de la cena protestante; vació los templos, hizo perder la fe en la Misa como sacrificio a muchos sacerdotes; los católicos masivamente dejaron de frecuentar los templos y muchos de ellos se hicieron indiferentes, otros para buscar algo serio se hicieron protestantes, otros pensando ser catolicos, aun sin saberlos y sin quererlo adquirieron una mentalidad protestante.

 

El Concilio de Trento dio a la Iglesia un catecismo católico auténtico, integral y claro, mediante el cual los católicos sacerdote y fieles fueron armados espiritual y moralmente.

 

El Concilio Vaticano II, despues de un vacío alrededor de veintisiete años, hizo publicar el Catecismo de la Iglesia Católica en 1992. Por desgracia, los errores deliberados del mismo fueron introducidos en el catecismo.

 

 Lo que debería de ser un alimento sano causa enfermedad en los fieles, bajo etiqueta católica. Prácticamente desde el Vaticano II hasta hoy, salvo algunas excepciones fueron mal formados, con errores e incluso herejías.

 

El Concilio Vaticano II, es reponsable de todo este desorden que deshonra hoy al catolicismo y favorece a las sectas. Necesitamos un Concilio de Trento II para solucionar la crisis actual y reafirmar la fe.

 

La Mayor desgracia que puede caer sobre un pueblo es perder la Fe católica, esta desgracia fue favorecida por el Concilio Vaticano II.

Compartir este post

Published by Por amor a la Verdad - en El Concilio de Trento
Comenta este artículo
22 abril 2014 2 22 /04 /abril /2014 18:58

Estimados lectores y amigos:

El próximo domingo tendrán lugar las supuestas canonizaciones de dos personajes con una gran responsabilidad en la pérdida de la fe católica: Juan XXIII y Juan Pablo II. Nuestro deber es comprender el por qué estas figuras del Concilio Vaticano II no pueden per se ser santas ni ser consideradas miembros de la Iglesia Católica. 

Quiera Dios que estos actos blasfemos ayuden a "aquellos" que todavía creen que la iglesia conciliar es "todavía" la Iglesia de Cristo a abrir los ojos y a unirse a la lucha de la Verdadera Tradición. 

La verdadera resistencia es la que clamaba San Pío X, la resistencia al modernismo, conservando íntegramente la fe católica, el magisterio bimilenario de la Iglesia, depositaria de la fe. 

 

El Equipo de México y Tradición. 

 

image

El cardenal Angelo Roncalli, futuro papa Juan XXIII, recibiendo de rodillas el capelo cardenalicio de manos de Vincent Auriol, presidente francés, socialista y francmasón, anticlerical declarado y laicista acérrimo, el 15 de enero de 1953. Nuncio apostólico en París, Roncalli prefirió recibirlo de manos de ese enemigo mortal de la Iglesia, lo que permitía el protocolo, en vez de desplazarse a Roma para recibirlo de manos de Su Santidad, el papa Pío XII, que acababa de proclamarlo cardenal en el Consistorio celebrado el 12 de enero. Un gesto revelador de la « santidad »  y de la manera de pensar del padre de Vaticano II...
 
  image
 
 

« ¡No os unáis en yunta desigual con los infieles!  ¿Qué relación hay entre la justicia y la iniquidad? ¿Qué unión puede haber entre la luz y las tinieblas?  ¿Qué armonía entre Cristo y Belial? ¿Qué participación del fiel con el infiel? ¿Qué conformidad entre el santuario de Dios y el de los ídolos? Porque nosotros somos santuario de Dios vivo, como dijo Dios: ‘‘Habitaré en medio de ellos y andaré entre ellos; yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo.’’ » (San Pablo, II Corintios 6, 14-16)

 
                              
  
 

Juan Pablo II invitó a todas las falsas religiones a « rezarle a Dios » para obtener la « paz en el mundo » en la ciudad de Asís, el 27 de octubre de 1986. Hecho espeluznante : ¡ Nada menos que el « Vicario de Cristo » promoviendo los cultos idolátricos y heréticos, aprobando implícitamente sus creencias y reconociéndolos por consiguiente como opciones religiosas legítimas para dirigirse a Dios ! Esto se opone diametralmente tanto a la doctrina como a la práctica constantes de la Iglesia, desde sus orígenes apostólicos hasta Vaticano II y constituye una violación manifiesta del primer mandamiento. He aquí lo que decía Pío XI al respecto : « (…) invitan a todos los hombres indistintamente, a los infieles de todo género como a los fieles de Cristo (…) Tales empresas no pueden ser aprobadas por los católicos de ninguna manera, ya que se basan sobra la teoría errónea según la cual todas las religiones son todas más o menos buenas, en el sentido de que todas, aunque de maneras diferentes, manifiestan y significan el sentimiento natural e innato que nos conduce a Dios  y nos lleva a reconocer con respeto su poder. La verdad es que los partidarios de esa teoría se extravían en pleno error, pero además, pervirtiendo la noción de la verdadera religión, la repudian (…) La conclusión es clara : solidarizarse con los partidarios y los propagadores de tales doctrinas es alejarse completamente de la religión divinamente revelada. » (Encíclica Mortalium Animos, 1928)

  

 
 

Oración solemne del Viernes Santo por la conversión de los cismáticos y heréticos  : « Oremus pro haereticis et schismaticis ut Deus et Dominus noster eruat eos ab erroribus universis et ad Sanctam Matrem Ecclesiam catholicam atque Apostolicam revocare dignetur. »

 

Juan Pablo II en ciudad de México en 2002-2

 

Oración solemne del Viernes Santo por la conversión de los infieles : « Oremus et pro paganis ut Deus omnipotens auferat iniquitatem a cordibus eorum ut, relictis idolis suis, convertantur ad Deum vivum et verum et unicum Filium ejus, Jesum Christum Deum et Dominum nostrum. »

 

 

« En el Budismo, según sus varias formas, se reconoce la insuficiencia radical de este mundo mudable y se enseña el camino por el que los hombres, con espíritu devoto y confiado, pueden adquirir ya el estado de perfecta liberación, yala suprema iluminación, por sus propios esfuerzos, o bien apoyados en el auxilio que viene de lo alto. » (Nostra Aetaten°2) 

 
La apostasía de Juan Pablo II con los musulmanes
 

« La Iglesia mira también con aprecio a los musulmanes que adoran al único Dios, viviente y subsistente, misericordioso y todo poderoso, Creador del cielo y de la tierra, que habló a los hombres, a cuyos ocultos designios procuran someterse con toda el alma como se sometió a Dios Abraham. (…) Aprecian el día del juicio, cuando Dios remunerará a todos los hombres resucitados. Por lo tanto, valoran la vida moral y honran a Dios sobre todo con la oración, las limosnas y el ayuno. Si en el transcurso de los siglos surgieron no pocas desavenencias y enemistades entre cristianos y musulmanes, el Sagrado Concilio exhorta a todos a que olviden el pasado, y procuren y promuevan unidos la justicia social y los bienes morales, la paz y la libertad para todos los hombres. » (Nostra Aetate n° 3)

 
 

Oración solemne del Viernes Santo por la conversión de los judíos : « Oremus et pro perfidis Judaeis ut Deus et Dominus noster auferat velamen de cordibus eorum ut et ipsi agnoscant  Jesum Christum Dominum nostrum. » Es particularmente instructivo cotejar la enseñanza católica que expresa sobriamente esta oración litúrgica con la novedosa doctrina conciliar de Nostra Aetate, perfectamente expuesta por el cardenal Willebrands en el siguiente texto oficial del Vaticano: http://www.es.catholic.net/ecumenismoydialogointerreligioso/790/2609/articulo.php?id=25919 (cf. también este excelente artículo : http://www.traditioninaction.org/HotTopics/a028htJPII_VisitToSynagogue1986.htm )

 

Juan Pablo II llegando a la sinagoga de Roma
 

Esas oraciones solemnes del Viernes Santo expresan perfectamente la fe católica. Y condenan sin atenuantes tanto la empresa ecuménica de Vaticano II como las múltiples jornadas interreligiosas de Asís que de ella se inspiran. Es por ese motivo que fueron modificadas durante el concilio, como lo explica Annibale Bugnini en el Osservatore Romano del 19 de marzo de 1965 : « En el clima ecuménico del segundo Concilio del Vaticano varios nos han hecho notar que algunas expresiones de las Orationes Sollemnes del Viernes Santo suenan bastante mal a los oídos de hoy (…) Por ese motivo se nos ha pedido insistentemente si no era posible cuando menos atenuar ciertas frases (…) Hemos considerado necesario llevar a cabo ese trabajo, a los efectos que la oración de la Iglesia no constituya una razón de malestar espiritual para nadie. »  (http://www.sacrosanctum-concilium.org/textes/dc/1965/603/603.php) Ahora bien, esto es extremadamente problemático, ya que, según reza el adagio del siglo quinto atribuido al papa San Celestino I : lex orandi, lex credendi, la ley de la oración determina la del creer…

 
  

« En el Hinduismo los hombres escrutan el misterio divino y lo expresan mediante la inagotable fecundidad de los mitos y con los penetrantes esfuerzos de la filosofía, y buscan la liberación de las angustias de nuestra condición mediante las modalidades de la vida ascética, a través de la meditación profunda, o bien buscando refugio en Dioscon amor y confianza. » (Nostra Aetate n° 2)

 
« Así también las demás religiones que se encuentran en el mundo se esfuerzan por responder de varias maneras a la inquietud del corazón humano, proponiendo caminos, es decir, doctrinas, normas de vida y ritos sagrados. La Iglesia católica no rechaza nada de lo que en estas religiones hay de santo y verdadero. Considera con sincero respeto sus modos de obrar y de vivir, sus preceptos y sus doctrinas (…) Por consiguiente, exhorta a sus hijos a que, con prudencia y caridad, mediante el diálogo y la colaboración con los adeptos de otras religiones, dando testimonio de fe y vida cristiana, reconozcan, preserven y promuevan aquellos bienes espirituales, morales y los valores socio-culturales que en ellos existen. » (Nostra Aetate n° 2)

 

« Hay algunos que os perturban y que pretenden pervertir el Evangelio de Cristo. Pero si nosotros o un ángel del cielo os anunciase un evangelio distinto del que habéis recibido, que sea anatema. »(San Pablo, Epístola a los Gálatas 1, 7-8)

 

Compartir este post

20 marzo 2014 4 20 /03 /marzo /2014 04:08

Estimados lectores:

 

les presentamos un artículo muy bien estructurado del Padre Héctor Lázaro Romero, sacerdote argentino, quien tiene su apostolado en Francia. En él, nos explica brevemente el paradigma actual de deja perplejos a muchos católicos del mundo de la Tradición. Esperamos que ls sea de gran ayuda para comprender más sobre la situación de la crisis de la Iglesia.

 

El Equipo de México y Tradición.

 

 

Alguien se quejaba por las divisiones hoy existentes entre los católicos que desean ser fieles a la Tradición de la Iglesia, las diferentes posiciones, las discusiones, las polémicas, los ataques, etc. Quisiera recordar algunos puntos en orden a esto: En primer lugar, dicha desgraciada situación es consecuencia de la grave crisis de autoridad en la Iglesia, y es prueba precisamente de la vacancia de la Sede Apostólica y de la ausencia de Papa, el cual es garante de la unidad en la Iglesia. Dicha actual vacancia es realmente una catástrofe para los católicos.


En todo momento, y mucho más hoy en día, hay que volver a los principios, los principios de la fe, para ver claro: ellos nos guían y permiten mensurar la situación tal cual es, sin caer ni en excesos ni en defectos. Para la mayoría de los católicos que se aferran a la Tradición, es claro que el Vaticano II (con su ecumenismo, libertad religiosa y colegialidad), la nueva misa, la enseñanza general de los “papas conciliares”, el nuevo derecho, las nuevas canonizaciones, etc., deben ser rechazadas por fidelidad a la enseñanza tradicional de la Iglesia. Y es un punto muy importante sobre el que muchos católicos fieles estamos de acuerdo. Ligada a esta cuestión está la cuestión de la autoridad, algunos desde hace décadas, otros a lo largo de los años, han comprendido que, en virtud de la infalibilidad y de la indefectibilidad de la Iglesia, y de la infalibilidad del Papa, no es posible la presencia de tales errores, los cuales prueban la ausencia de dichas prerrogativas propias de la legítima autoridad de la Iglesia y entonces prueban la ausencia de dicha autoridad. Es lo que se llama “sedevacantismo”. Estos puntos tan importantes son los que han separado históricamente a los “sedevacantistas” de Mons. Lefebvre y su Fraternidad, y es lógico que así sea.

 

No es posible sostener las falsas ideas que hasta hoy sostienen los medios relacionados con la Fraternidad de Mons. Lefebvre acerca de la Iglesia, de su autoridad, de la infalibilidad, las cuales son posiciones públicas de la congregación declaradas por su fundador y nunca retractadas, y aquí me refiero obviamente al plano exclusivamente doctrinal. Es por eso que el combate del católico de hoy no debiera ser “por la Fraternidad”, o para que vuelva a ser lo que era… El combate del católico es por la Fe de la Iglesia, y nada más, es por eso que siendo tan importante la enseñanza de la Iglesia acerca del Papa, regla próxima de la fe, la obediencia y sumisión que le es debida, y no siendo este un punto “secundario”, la cuestión del Papa es una cuestión de Fe, no puede entonces ser opinable. No puede ser correcto al mismo tiempo afirmar que hay Papa y que no lo hay, decir la Misa “una cum” o no. La conclusión teológica, que no opinión teológica, acerca de la vacancia de la Sede, está preñada de sentido, y de importantes sentidos, para el católico. La vacancia actual de la Sede no es dogma, pero se basa sobre el dogma de la infalibilidad, de modo que si se negara aquella se niega u oscurece más o menos directamente éste.

 

Nuestro combate permanece entonces un combate de fe, de adhesión y respeto por la enseñanza, Tradición y disciplina de la Iglesia, y es por eso que tampoco pueden ser igualmente válidos sin distinción todos los grupos que se proclaman “sedevacantistas”, por ejemplo no es posible avalar, en este sentido, la posición de aquellos que insensatamente eligen su propio “papa”, llamados “conclavistas”. Tampoco se puede avalar, por ejemplo, aquellos grupos ligados a quienes fueron condenados por la Iglesia, como los “católicos viejos”, los “ortodoxos” o los feeneytas. Entonces, las dos grandes posiciones que, desde la profesión íntegra de la fe católica, sostienen la vacancia de la Sede, son el “sedevacantismo” “clásico” o “estricto” y la Tesis de Mons. Guérard des Lauriers. Ambas posiciones son ortodoxas y concluyen esencialmente de la misma manera. Tanto una como otra permiten la conservación íntegra de la fe, aunque una u otra puedan no responder exhaustivamente a todos y cada uno de los problemas e interrogantes que plantea la actual situación. Yo considero como correcta la Tesis llamada de “Cassiciacum”, tengo objeciones respecto del simple “sedevacantismo” más o menos grandes que podría presentar, pero no lo hago, por cuanto acabo de señalar acerca de la ortodoxia de ambas posiciones, y porque no considero prudente entonces polemizar (respecto de lo cual mucho se ha abusado, con muy malos frutos) con aquellos que considero formar parte conmigo de un mismo frente. Deploro vivamente la actitud contraria.

 

Gracias a Dios, un número no insignificante de Obispos, sacerdotes y laicos en el mundo comprendemos esto, y así el clero “sedevacantista estricto” trabaja en la ortodoxia y la caridad con el clero que sostiene la Tesis, para bien de las almas y de la Iglesia. Así, a pesar de las dificultades de la actual situación, diferentes grupos de clérigos y laicos conservan una cierta unidad, celebrando todos el Santo Sacrificio sin ninguna comunión con los modernistas. No hay que perder de vista este importante aspecto. Tampoco hay que dejarse llevar por las impresiones que pueden dar las discusiones, un tanto “democráticas”... de diferentes grupos en “Facebook” o en Internet. Ni hay que olvidar que el hombre conserva siempre las heridas del pecado original, y no faltan así quienes pretenden tener conocimientos que no tienen, o que carecen de la correcta comprensión de lo que quizás conocen, o quienes muestran falta de seriedad con los ataques personales que realizan frecuentemente, acusando a otros de orgullo, etc., juzgando a los demás por faltas de las que evidentemente ellos carecen… Así, estas personas, mientras exaltan a quienes se hallan en diferentes errores, condenarán sin apelación las faltas que creen ver en quienes supuestamente sostienen la misma posición doctrinal que ellas, en particular si son sacerdotes.

 

Cuando se hable de división o de conflicto, no debe olvidarse el accionar de estos particulares personajes en nuestros medios. En fin, nuestro combate es de Fe, basado en el Magisterio de la Iglesia Romana, “Madre y Maestra de las iglesias”, cuya teología, liturgia y espiritualidad son además modelos del verdadero espíritu católico. La Fe y el Magisterio, esas son nuestras bases y no la sobreabundancia de las opiniones hoy existentes, por autorizadas que sean, en tanto y en cuanto nuestras posiciones se basen en aquellas serán verdaderas. Las dos grandes posiciones que sostienen la vacancia de la Sede salvaguardan Fe y Magisterio, clero y laicado de ambas trabajan juntos mostrando unidad, las, a veces necesarias, divisiones y disensiones obedecen a los otros factores señalados.

 

Padre Hector Lázaro Romero.

19 de Marzo de 2014.

En la fiesta de San José.

Compartir este post

Published by Por amor a la Verdad - en Crisis de la Iglesia
Comenta este artículo