Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

442px-Emblem of the Papacy SE svgBienvenido a este blog de actualidad religiosa,de filosofía, de combate de la Verdad contra la secta modernista del "Concilio Vaticano II", de honor, amor y fidelidad al Magisterio infalible de la Santa Iglesia Católica, y de discusión sobre la actualidad de Méjico.
   Este blog pretende también reunir las direcciones de los centros de Misa y de sacerdotes NON UNA CUM, celebrando el Santo Sacrificio en total desunión a "Benedicto XVI" en México.

   No reconocemos, pues, la legitimidad de la autoridad de los "Papas del Concilio" Vaticano II. Estamos ciertos de que solamente esta posición, también llamada sedevacantismo, es la posición teológica que responde perfectamente a la situación actual de la Autoridad en la Iglesia, en particular detallada por la Tesis de Cassiciacum.

   Le invitamos a leer nuestro blog detalladamente. Permítanos presertarle nuestra postura teológica.

   Sea a la mayor gloria de Dios: 


El equipo de México y Tradición

Archivos

7 agosto 2010 6 07 /08 /agosto /2010 04:48

El 6 de agosto de 2010, se cumplen 135 años del asesinato del Dr. Gabriel García Moreno,
Presidente de Ecuador,
Mártir de la Fe y de la Patria.
garcia_moreno_dr-_gabriel1.jpg
"El mejor presidente que ha tenido Ecuador, y el mayor estadista que han producido las Américas, Norte, Centro y Sur. Si no se le reconoce... se debe exclusivamente a que el Poder Supremo “sin rostro” (la masonería), que mandó asesinarlo y que controla el pensamiento mundial desde hace dos siglos largos, no lo consiente".


"Don Gabriel, partiendo de la miseria (fruto del liberalismo revolucionario, de las guerras intestinas surgidas en Hispanoamérica inmediatamente después de la Independencia, del servilismo a las logias masónicas de París y Londres) hizo de la nación andina el país más moderno y próspero de América en la segunda mitad del siglo XIX, gracias a que impuso la paz, el orden, la cultura... y como base, la religión".


"Por este “gran pecado”, el Poder Supremo sin rostro -la masonería- ordenó su asesinato y decretó liquidar su obra... Los herederos del poder volvieron a sumir en la ruina al Ecuador, so pretexto de liberalismo y democracia".


"Su norma como Presidente era muy simple y la aplicaba a rajatabla: Libertad para todo y para todos, menos para el mal y los malhechores”.

"Otro ejemplo para entender a Gabriel García Moreno, estadista, gobernante admirable: Hacía tiempo que le tenía prometido a un amigo, “visitarle en vacaciones”. Pues bien -tengo la carta, como todas las suyas en mi poder- cuando llegó la hora, le escribe a su amigo: “Me vas a perdonar que no pueda cumplir lo prometido... pues no tengo dinero para el viaje”... ¡Y era Presidente de Ecuador! Y gastaba millones en hacer obras. levantar escuelas, generar empleo...!"


"A continuación siguen dos textos a cual más ilustrativo. El primero un breve artículo que les permitirá comprender la grandeza de Gabriel García Moreno, un monstruo de inteligencia...
 (Dato curioso, mientras estudiaba en París, y con su memoria prodigiosa, inteligencia fuera de serie, asimilaba ciencias, química, etc. Un estudiante norteamericano, quiso imitarle, estudiando a su ritmo y murió en el empeño. No es un chiste o anécdota graciosa, es una historia real. Le costó la vida)".


"El segundo... es el texto que nos ha remitido D. Gil de la Pisa".

1. EXTRACTO DEL ARTÍCULO DE RÓMULO LÓPEZ CORDERO:

"Nunca robó, ni dejó robar... Cuando un pueblo despierta, cada palabra es una esperanza, cada paso una victoria, decía. Ahorró la riqueza pública. No gastó en paseos, banquetes o ayudas a partidarios o parientes. Gabriel García Moreno (1821-1875) de talento excepcional, férrea voluntad, prodigiosa memoria y personalidad dominante,
fue extraño a su época.

    Doctor en Jurisprudencia (1844), estudió en París: Matemáticas, Física, Química, Ciencias Políticas y Apologética.
 
    Poeta y escritor polémico. Políglota. Rector de la Universidad de Quito y profesor de ciencias físicas.

    INICIÓ LA INSTRUCCIÓN PÚBLICA GRATUITA Y LA PRIMARIA OBLIGATORIA.

    Trajo a los “Hermanos Cristianos”, a los “Padres Lazaristas” y a las Madres de los “Sagrados Corazones”, de “la Caridad” y de “la Providencia”.

    Abrió escuelas en Quito, Guayaquil, Latacunga, Cuenca, Guaranda, Loja e Ibarra. Desarrolló la enseñanza secundaria con los padres
Jesuitas y Lazaristas (franceses y alemanes).

    Fundó el “Colegio San Gabriel” y el “Seminario San Luis”. De 13.485 alumnos matriculados, en 8 años subieron a 32.000.

    Para la educación universitaria, trajo físicos, químicos, naturalistas, matemáticos (alemanes).

    Importó laboratorios y gabinetes de Química, Física e Historia Natural.

    Fundó la Escuela Politécnica Nacional y el Colegio Central Técnico, con las mejores facultades de ciencia.

    Creó el Observatorio Astronómico de Quito. (En la Alameda).

    Creó la Facultad de Medicina y Obstetricia. Trajo de Francia profesores de cirugía y anatomía. (Los doctores Domec y Gairand).

    Fundó la Escuela de Artes y Oficios,

    el Banco de Crédito Hipotecario, las Cajas de Ahorros de Quito, Guayaquil y Cuenca.

    Creó el Conservatorio Nacional de Música.

    Instaló telégrafos por las carreteras.

    Impulsó la agricultura.

    Fundó el primer Ingenio Azucarero, en Mindo (1840).

    Introdujo las semillas del eucalipto, que combate la erosión andina.

    Trajo la primera trilladora y ensayó cultivos de la vid (uvas) y la morena.

    Fomentó la industria y las artesanías.

    Organizó fábricas en los Chillos, Cuenca y Otavalo.

    Organizó el petróleo descubierto en Santa Elena.

    Inició la vida fiscal. En 6 años los ingresos fiscales subieron millones y,

    SIN CREAR IMPUESTOS, AUMENTÓ SUELDOS A LA BUROCRACIA. Y a los maestros de 9 pesos a 20 y 30 pesos mensuales.

    Modernizó la hacienda pública, la contabilidad fiscal y control de cuentas.

    Creó sistemas para el fallo de cuentas, litigios contables y judiciales. Sustituyó la “contaduría general” por un Tribunal de Cuentas.

    Elaboró la nueva Ley de Hacienda (1863).

    Inició el ferrocarril Guayaquil-Quito. Construyó la ruta Durán - Sibambe.

    Y las carreteras Quito-Guamote, Otavalo-Esmeraldas, Quito-Manabí, Quito-Cuenca, Cuenca-Naranjal, Loja- Guaranda.

    Mejoró los hospitales, moralizó las cárceles y construyó el penal García Moreno. (Panóptico).

    Construyó edificios públicos. Reconstruyó Ibarra, destruida por el terremoto (1868). Ejerció el periodismo.

    Fundó los periódicos: Zurriago, la Nación, El Vengador y El Diablo.

     Fundó el civilismo político y el Partido Conservador.

    Rechazó el Tratado de Mapasingue y ratificó el Tratado de Guayaquil.

    SUSPENDIÓ EL PAGO DE LA DEUDA EXTERNA.

    Institucionalizó al Ejército. Creó la Escuela de la Marina, para formar oficiales, igual que en Francia y España".




2. EXTRACTO DE UN TEXTO REMITIDO POR GIL DE LA PISA, HABLANDO DE UN LIBRO SUYO QUE VA A PUBLICAR DENUNCIANDO A LA MASONERÍA.


"El libro que tienen en sus manos es, igualmente, la consecuencia de... haberme cruzado –sin duda por designio de la Providencia y siendo casi un adolescente- con la Vida de Gabriel García Moreno, escrita por Louis Veuillot, el grandísimo periodista francés, antimodernista y antiliberal, admirado por Pío IX como defensor de la Fe de siempre.

Me impactó tanto el asesinato del gran Presidente del Ecuador “premeditado, planificado y ejecutado por la masonería” que decidí interesarme más a fondo por todo lo relacionado con uno de los mayores estadistas de la Historia moderna: el número uno de los hispanoamericanos y A CIEN CODOS POR ENCIMA DEL DIVINIZADO LINCOLN.

Gabriel García Moreno, un genio, doblemente asesinado.
    La primera vez, física y sangrientamente;

    la segunda, incruenta: sepultando su memoria en el olvido, incluso por Roma, a la que defendió frente a Garibaldi y sus esbirros... (Dentro de once años, en el año 2021 se celebrará el segundo centenario
del nacimiento del Genio ecuatoriano.

Ya les anuncio que nadie moverá un dedo (ni siquiera en su Patria) para honrar al mejor estadista que ha nacido en los dos continentes americanos.

El hombre que como gran científico acompañó a HUMBOLDT en su gira americana, es ignorado por los bodoques que rigen la cultura actual. Lo que como católico me avergüenza).


Es el momento -¡oportunísimo en las circunstancias presentes, cuando Europa reniega de su fe, de su Historia y de sus orígenes y cuando nuestros gobernantes hacen la guerra al Catolicismo y sus valores!- de recordar que,
al caer bajo los hachazos del masón elegido como verdugo, murió diciéndole al asesino:
¡DIOS NO MUERE!



La consecuencia inmediata de este encuentro con quien convirtió al Ecuador en la nación hispanoamericana más próspera de su tiempo –se la conoció como la “República del Sagrado Corazón”- fue mi decisión de elegir como tesis de grado al terminar mis estudios de Filosofía y Letras en la Universidad Santo Tomás de Villanueva de la Habana el tema “Gabriel García Moreno, civilista”. Era mi forma de declarar la guerra -que mantengo desde hace más de medio siglo- contra ese ente viscoso (la masonería), que con el discurrir de los años, yo bautizaría como “el Poder Supremo sin rostro”...".


Finalmente, copio las palabras con que Nuestra Señora del Buen Suceso profetizó a García Moreno hace más de 400 años, en su Aparición del 16 de enero de 1599,
a la Madre Mariana de Jesús Torres y Berriochoa:


"En el siglo XIX vivirá un presidente verdaderamente cristiano, varón de carácter, a quien Dios Nuestro Señor dará la palma del martirio en la plaza donde está, éste mi Convento. Él consagrará la República al Divino Corazón de mi Hijo Santísimo. Esta Consagración sostendrá la Religión Católica en los años posteriores, los que serán aciagos para la Iglesia".



Hermanos católicos: si no le creen a los historiadores expertos quien fue Gabriel García Moreno, por lo menos, por amor a Dios, ¡créanle a la Virgencita!

¡Hagámosle justicia a la Memoria de García Moreno!

Presidente verdaderamente Católico mártir
asesinado por los masones ...


Patriota y estadista ecuatoriano, nacido en Guayaquil el 24 de diciembre de 1821 y asesinado en Quito el 6 de agosto de 1875.



Su padre, Gabriel García Gómez, natural de Villaverde en Castilla La Vieja, se dedicaba al comercio en El Callao antes de mudarse a Guayaquil, donde se casó con doña Mercedes Moreno, la madre del futuro presidente mártir ecuatoriano.

Gabriel García Gómez falleció cuando su hijo era todavía muy joven  y la educación del muchacho fue dada al cuidado de su madre, quien parece haber sido una mujer con una habilidad inusual para esta tarea; además fue bastante afortunada al tener como tutor  de su hijo a Fray José de Betancourt, el famoso mercedario bajo cuya tutela el joven Gabriel García Moreno haría rápidos progresos.

Habiéndose perdido gran parte de la fortuna paterna, el joven logró, no sin considerables esfuerzos, asistir al curso universitario en Quito. Una vez superadas estas dificultades materiales, pasó
brillantemente por las distintas escuelas, descollando por sobre todos sus contemporáneos,
y el 26 de octubre de 1844 recibió el grado de Doctor en Jurisprudencia por la Facultad de Leyes de la Universidad de Quito.


Menos de un año después de su graduación, el joven García Moreno había empezado a tomar parte activa en la política ecuatoriana, uniéndose al  movimiento revolucionario que finalmente reemplazó  la administración de Flores por la de Roca (1846).

Pronto se distinguió como satírico político por sus colaboraciones en “El Zurriago”, pero lo que pronto presagiaría los logros de su madurez fue su útil y eficaz labor en el Consejo Municipal de Quito.

Al mismo tiempo estaba estudiando práctica legal y el 30 de marzo de 1848 fue admitido como abogado. Inmediatamente después el depuesto Flores, apoyado por el gobierno español, intentó reconquistar la presidencia de Ecuador. García Moreno salió indubitablemente en defensa del gobierno de Roca y cuando esa administración cayó en 1849, ingresó a su primer periodo de exilio.

Después de pasar unos meses en Europa, retornó a su república natal, trabajando en una empresa mercantil y fue
entonces que tomó el paso decisivo que lo marcaría conspicuamente como enemigo de los anticatólicos o liberales, como preferían llamarse.

En Panamá se encontró con un grupo de jesuitas que habían sido expulsados de la República de Nueva Granada y deseaban encontrar asilo en Ecuador.

García Moreno se constituyó en protector de estos religiosos y zarparon con él a Guayaquil; pero en el mismo navío que transportaba a los jesuitas y su campeón, viajaba también un enviado de Nueva Granada con el propósito expreso de influenciar diplomáticamente al dictador Diego Noboa para asegurar la exclusión de los religiosos de territorio ecuatoriano.

No bien entró el navío en el puerto de Guayaquil, García Moreno logró introducirse un bote y desembarcar algún tiempo antes que el enviado neogranadino; el permiso necesario fue otorgado por el gobierno de Ecuador y los jesuitas  ingresaron al país.


La prontitud con la que la noticia de esta hazaña
se esparció entre los anticatólicos de Sudamérica se demuestra por el hecho de que en menos de un año el neogranadino Jacobo Sánchez atacó a García Moreno en el panfleto “Don Félix Frías en París y los Jesuitas en el Ecuador”; cuya réplica por parte de García Moreno fue una hábil “Defensa de los Jesuitas”.


En 1853 empezó a publicar “La Nación”, un periódico que, acorde a su prospecto, estaba dirigido a combatir la tendencia existente en el gobierno de explotar a las masas para el beneficio material de los que tenían el poder.

Al mismo tiempo, el programa de García Moreno apuntaba clara y abiertamente a defender la religión del pueblo. Ya era conocido como amigo de los Jesuitas; asumió ahora el papel de amigo de la gente común, con la que permaneció sincera y tenazmente hasta el día de su muerte.

La facción de Urbina, entonces en el poder, rápidamente reconoció la importancia de “La Nación”; siendo suprimido antes de la aparición de su tercer número; y su propietario, exiliado por segunda vez. 

Mientras tanto, habiendo sido elegido senador por su provincia natal de Guayaquil, se le impidió ocupar su curul debido a que había regresado a Quito sin pasaporte.
Después de una temporada en Paita, García Moreno visitó una vez más Europa.


Tenía ahora treinta y tres años  y su experiencia en la vida política de Ecuador lo había convencido profundamente de la necesidad de ilustración de su gente.

Es indudablemente   con esta convicción  como su guía  e incentivo que pasa más de un año en París, antes que en  cualquier deleite, como estudiante infatigable no sólo de ciencias políticas, sino también de matemáticas superiores, química y del sistema de educación pública de Francia.

Después de regresar a casa bajo una amnistía general en 1850, se convirtió en rector de la Universidad de Quito, posición de la que se valió para comenzar a dar clases magistrales de ciencias físicas.

Al año siguiente estuvo en el senado, en activa oposición al Partido Masónico que había ganado el control del gobierno, a la vez que luchó enérgica y persistentemente, aunque sin éxito, para promulgar una ley que establecía un sistema de educación publica modelado según el de Francia.

En 1858 fundó nuevamente un periódico, “La Unión Nacional”, que resultó pernicioso para el gobierno por su audaz exposición de la corrupción  y su oposición al uso arbitrario de la autoridad; y una vez más sobrevino una crisis política.


García Moreno era por principios un defensor del los procesos ordenados de gobierno, la sinceridad de sus afirmaciones en este aspecto fue justamente demostrada en su subsiguiente carrera política, pero en esta coyuntura tuvo que darse cuenta de que su país permanecía oprimido por una corrupta oligarquía,  empeñada en la supresión de la Iglesia de la que la  masa absoluta de sus compatriotas era devota, dispuesta además a mantener a las masas  en la ignorancia para así controlarlas más fácilmente.

Nuestro personaje había atacado, años atrás, la “industria revolucionaria”, una frase probablemente usada por primera vez por él,  en el prospecto de “La Nación”; ahora tornóse necesario descender a métodos revolucionarios. Además la pequeña república de Ecuador se hallaba en aquel tiempo amenazada por su vecino más poderoso del sur: Perú.



García Moreno, si bien seguro de la oposición de los dizque liberales,  era reconocido en ese momento por las masas como un líder fiel tanto a su fe común como  a su patria, y de esta forma fue capaz de organizar la revolución que lo convirtió en jefe del gobierno provisional establecido en Quito. La república estaba ahora dividida: el general Franco encabezaba un gobierno rival en Guayaquil.

En vano, García Moreno ofreció compartir su autoridad con su antagonista por el bien de la unidad nacional.

Como una medida defensiva contra la amenaza de la invasión peruana, entró en negociaciones con un enviado francés con la intención de asegurar la protección de Francia, un error político del que sus enemigos sabrían valerse hasta el extremo.

Se vio obligado ahora  a asumir el papel de líder militar, para el que poseía por lo menos las cualidades de coraje personal y decisiva y rápida resolución. 

Mientras que García Moreno inflingía derrota tras derrota a los partidarios de Franco; éste, como si representase a Ecuador, firmó con el Perú el tratado de Mapasingue.

El pueblo ecuatoriano se levantó, indignado por las concesiones hechas en ese tratado; y Franco, alejado incluso de sus propios seguidores, fue derrotado en Babahoya (7 de agosto de 1860) y nuevamente en Río Salado, donde terminó refugiado en un barco peruano.



Cuando su adversario ya había sido expulsado
enérgicamente del país, García Moreno mostró su magnanimidad en una proclama en la que buscaba sanar lo más rápidamente posible las heridas de la guerra civil:

“La república debe considerarse a sí misma como una familia; las antiguas demarcaciones de los distritos deben ser  eliminadas, para así hacer imposibles las ambiciones particulares”. 

Durante la reorganización de la Asamblea Constituyente, que fue convocada para enero de 1861, insistió en que el sufragio no debía ser territorial, sino “directo y universal, bajo las garantías necesarias de inteligencia y moralidad, y el número de representantes deberá corresponder proporcionalmente al de los electores representados”.

La Convención, que se reunió el 10 de enero, eligió a García Moreno como presidente; dando éste su discurso inaugural el 2 de abril siguiente.
Entonces comenzó con una serie de reformas entre las que se encontraban la restitución de los derechos de la Iglesia y una radical reconstrucción del sistema fiscal. Inmediatamente tuvo que lidiar con las maquinaciones de su antiguo adversario Urbina, quien desde su refugio en el Perú, mantenía incesantes intrigas junto con la oposición local e inclusive con las repúblicas vecinas. García Moreno pronto llegó a un acuerdo sensato y honorable con el gobierno peruano.


Una violación del territorio ecuatoriano por parte de Nueva Granada, que si bien condujo a una colisión hostil en la que el mismo García Moreno tomó parte, no tuvo consecuencias serias hasta que la administración de Arboledo fue sucedida por la del general Mosquera, cuya ambición era hacer de Nueva Granada el núcleo de una gran “Confederación Colombiana”, en la que Ecuador sería incluido. Urbina escribía cartas animando al dictador neogranadino o colombiano que maquinaba contra la independencia de Ecuador. Una invitación a García Moreno para conferenciar con Mosquera evidenció con indicios muy claros de que en lo que respectaba a la desaparición de Ecuador como nación no había nada que conferenciar.

Mientras tanto la República de Ecuador había ratificado un concordato con el Papa Pío IX (1862); y el descontento del partido regalista local con las estipulaciones de aquel instrumento dio un pretexto excelente a Mosquera para abusar de los derechos de sus vecinos. Los regalistas eran, sin saberlo, un tipo de erastianos que sostenían que la designación de beneficios eclesiásticos era una potestad inalienable del poder civil. El presidente ecuatoriano fue acusado de “despreciar a Colombia, encadenado a los pies de Roma”; Urbina emitió manifiestos desde el Perú, en el sentido de “Sudamérica para los Sudamericanos”; mientras que exponía punto por punto  la proclama del presidente Mosquera, junto con otros aspectos que parecían  introducidos sólo para aparentar.

Sus verdaderos motivos de protesta contra García Moreno eran tres:

1)    que había ratificado el Concordato,
2)    que mantenía un representante de la Santa Sede en Quito
3)    y que había traído jesuitas al Ecuador.

Debe remarcarse ahora, dicho sea de paso, que si Mosquera hubiera añadido a su catálogo de ofensas la insistencia en la educación primaria gratuita para las masas, las estrictas auditorías sobre las cuentas fiscales  y una considerable inversión en caminos  y otros bienes públicos, su proclamación  habría servido adecuadamente como el veredicto por el cual García Moreno fue condenado y eventualmente asesinado por esos a los que Pío IX llamó irónicamente “valientes sectarios”.


Mosquera estaba determinado a tener una guerra y todos los esfuerzos del gobierno ecuatoriano no valieron para prevenirla. En la batalla de Cuaspud, huyeron ignominiosamente todos los batallones ecuatorianos con excepción de dos. Resulta sorprendente, considerando los motivos por los cuales declaró la guerra, que Mosquera, en el tratado de paz de Pisanquí que siguió a esta victoria, haya dejado el Concordato de 1862, el Delegado Apostólico y a los Jesuitas tal y como estaban antes.

En marzo de 1863, García Moreno presentó su renuncia a la Asamblea Nacional; que insistió en que permaneciese en el cargo hasta la expiración de su periodo.  No obstante tuvo que enfrentar durante los siguientes dos años repetidos alzamientos y ataques filibusteros.

Después de haber perdonado la vida a los líderes de uno de estos movimientos, a pesar de que habían incurrido tanto por ley como por costumbre en un crimen merecedor de la pena capital,  fue
severamente criticado por ordenar la ejecución de otro rebelde cuando resultaba evidente que un ejemplo  así era necesario para la paz de la república.

En la batalla naval de Jambelí (27 de junio de 1865), en la que estuvo presente García Moreno, la derrota de las fuerzas de Urbina fue completa, y la tranquilidad reinó hasta que el periodo presidencial expiró el 27 del siguiente agosto.


Al año siguiente comenzó lo que podría considerarse como una serie conectada de atentados que terminarían, nueve años después, con el asesinato de García Moreno.

La disputa entre España y Perú por las Islas de Chincha condujo a una guerra en la que, siguiendo el consejo de García Moreno, su sucesor Jerónimo Carrión había impulsado a Ecuador a  compartir la suerte de su república hermana y de su entonces aliado Chile.

El ex presidente fue enviado como ministro plenipotenciario a Chile, con una comisión para pactar en el camino un negocio con el presidente Prado del Perú. A su llegada a Lima ocurrió un atentado para asesinarlo que acabó con la muerte del asaltante. Su misión diplomática resultó un éxito para las relaciones amistosas entre Ecuador y sus vecinos; la estadía en Santiago también le inspiró una profunda admiración hacia Chile, e incluso concibió un cambio en la constitución ecuatoriana para hacerla más parecida a la de Chile, proyecto que llevó acabo en la Convención Nacional de 1869. Regresando a Ecuador, se encontró por segunda vez en el desagradable papel de líder de una revolución. Para anticipar un complot que se sabía que los liberales preparaban, liderados por un partidario de Urbina, los conservadores de Ecuador se habían sublevado, declarando depuesto a Carrión, y nombrando a García Moreno como jefe del gobierno provisional. La
justicia de los motivos que llevaron a esta acción extrema se demostraron por el atentado de Veintemilla, en Guayaquil, sólo dos meses después, en marzo de 1869.


Habiendo sido debidamente confirmado como presidente interino por la Convención Nacional de mayo de 1869, García Moreno reasumió su labor por la ilustración y el bienestar religioso de su pueblo.


Fue durante esos últimos años de su vida que hizo tanto por la enseñanza de ciencias físicas en la universidad al colocar allí a los padres alemanes  de la Compañía de Jesús. Las escuelas médicas y hospitales de la capital se beneficiaron grandemente por estos inteligentes y celosos esfuerzos. 

En septiembre de 1870 las tropas de Víctor Manuel ocuparon Roma; y el 18 de enero de 1871; García Moreno, solo entre todos los gobernantes del mundo, envió una protesta al Rey de Italia por la expoliación de la Santa Sede. El Papa demostró su aprecio por este arranque de lealtad al conferir al presidente de Ecuador la condecoración de Primera Clase de la Orden de Pío IX con una Breve de elogio fechada el 27 de marzo de 1871.


Por otro lado era notorio  que ciertas logias habían decretado formalmente la muerte de García Moreno, quien, en una carta al Papa,  usó en ese momento las casi proféticas palabras siguientes:

“¡Qué riqueza es para mí, Santísimo Padre, ser odiado y calumniado por mi amor a Nuestro Divino Redentor!

¡Qué felicidad si vuestra bendición  habrá de darme la gracia celestial de derramar mi sangre por Él, que siendo Dios, quiso derramar Su Sangre por nosotros en la Cruz!”.


Objeto de innumerables complots contra su vida, García Moreno prosiguió su camino con tranquila confianza en su futuro y en el de su patria. “Los enemigos de Dios y de la Iglesia pueden matarme”, dijo una vez, “pero Dios no muere”.



Había sido reelecto presidente y pronto entraría en otro periodo en ese cargo, cuando, hacia finales de julio de 1875, la policía de Quito fue informada que un grupo de asesinos había empezado a seguir los pasos a García Moreno.

El jefe de policía, no obstante, advirtió a la potencial víctima; pero ésta desalentó  todos los intentos de protegerla con precaución, hasta casi excusar el descuido de sus guardianes oficiales. Se reveló que durante la quincena que precedió al atentado exitoso, los mismos asesinos habían fracasado al menos dos veces debido a la ausencia del presidente en ocasiones en las que se le esperaba.

Finalmente la tarde del 6 de agosto los asesinos encontraron desprotegida a su presa, que salía de la casa de unos amigos muy queridos; lo siguieron hasta que llegó a la Tesorería y ahí Faustino Rayo, el líder de la banda, lo atacó repentinamente con un machete inflingiéndole seis o siete heridas, mientras los otros
asistían a su propósito disparando sus revólveres.


Al enterarse de la muerte de García Moreno, el Papa Pío IX ordenó una solemne Misa de Réquiem celebrada en la Iglesia de Santa María en Trastevere.

El mismo Soberano Pontífice erigió un monumento a su memoria en el Collegio Pio-Latino en Roma, donde es designado:

Religionis integerrimus custos
Auctor studiorum optimorum
Obsequentissimus in Petri sedem
Justitae cultor; scelerum vindex.



BIBLIOGRAFÍA:

Los materiales para este artículo se derivan de una biografía, extremadamente rara en la actualidad, escrita por un amigo personal y socio político de García Moreno: HERRERA, Apuntes sobre la Vida de García Moreno.

Ver también: BERTHES, Gabriel García Moreno (Paris); Les Contemporains (Paris, s. d.), I;

MAXWELL-SCOTT, Gabriel García Moreno, Regenerator of Ecuador in St. Nicholas Series (London and New York, 1908).

E. MACPHERSON  Transcrito por Kenneth M. Caldwell
Dedicado a don Andrés Moncayo de Cuenca
Traducido por César Félix Sánchez Martínez
Por la reconstrucción del Ideario Socialcristiano en el Perú


The Catholic Encyclopedia, Volume I
Copyright © 1907 by Robert Appleton Company
Online Edition Copyright © 1999 by Kevin Knight
Enciclopedia Católica Copyright © ACI-PRENSA
Nihil Obstat, March 1, 1907. Remy Lafort, S.T.D., Censor Imprimatur +John Cardinal Farley, Archbishop of New York

Compartir este post

Repost 0

Comentarios

paolo 12/21/2015 02:30

oportunidad financiero para sus necesidades

Este mensaje va dirigido a los particulares, a los pobres, al Banco privado, a los empresarios públicos o privados, o a todos

los que están en la necesidad de un préstamo particular para reconstruir su vida. Está en busca de préstamo para o para

reactivar sus actividades o para la realización de un proyecto, o para garantizar el futuro de sus niños, o para comprarle un

apartamento, un coche, pero es una prohibición bancaria o su expediente a verano rechazado al banco. Soy un particular,

concedo préstamos a todas personas que pueden respetar sus compromisos. Este préstamo se concede a todas las personas capaz

de cumplir las condiciones. Mi porcentaje de interés es de 2 al 3% por año reembolsable a medio, a corto o largo plazo, según

su conveniencia con el fin de ustedes dado el tiempo fructificado del empréstito que había recibido. Si necesita dinero por

otras razones, no dudan en contactarme para más información. Todos particulares serios y honestos estoy allí para ustedes.

Gracias de contactarme por E-mail a una única dirección: fredialaila@gmail.com

chk 07/17/2013 06:46

Por los poderes de la tierra,
Por la presencia del fuego,
Por la inspiración del aire,
Por las virtudes del agua,
Invoco y conjuro a la santa Muerte,
Por la fuerza de los corazones sagrados y de las lágrimas derramadas por amor,
Para que se dirijan a (LJR) donde esté, trayendo su espíritu ante mi (JCH) amarrándolo definitivamente al mío.
Que su espíritu se bañe en la esencia de mi amor y me devuelva el amor en cuádruple.
Que (LJR) jamás quiera a otra persona y que su cuerpo solo a mi (JCH) me pertenezca.
Que (LJR) no beba, no coma, no hable, no escuche, no cante a no ser en mi presencia.
Que mis recuerdos lo apresen para siempre, por los poderes de esta Oración.
Mi niña blanca, santísima muerte gira y use su poder y aleje a (LJR) de cualquier HOMBRE con quien el este en este momento;
Y si estuviera que llame mi nombre.
Quiero amarrar el espíritu y cuerpo de (LJR) porque lo quiero amarrado y enamorado de mi (JCH)
Quiero que (LJR) se quede dependiente de mi amor, quiero verlo loco por mi(JCH) deseándome como si yo (JCH) fuese la última persona de la faz de la tierra.
Quiero su corazón prendido a mí eternamente, que en nombre de la gran Reina Santísima Muerte florezca este sentimiento dentro de(LJR) dejándole preso a mi 24 horas por día. OH Mi niña blanca,
santísima muerte has de traer a (LJR) para mi, pues yo LA deseo, y lo quiero deprisa. Por tus poderes ocultos, que (LJR) comience a amarme a mi (JCH) a partir de este exacto instante y que el
piense sólo en mi (JCH) como si yo fuese la única persona del mundo.
Que (LJR) venga corriendo hacia mí, lleno de esperanzas y deseo, que(LJR) no tenga sosiego hasta que venga a buscarme, y vuelva a mí.
Santísima Muerte yo te imploro para que me traigas a (LJR) Que (LJR) me ame mucho, venga manso y como yo deseo.
Yo le agradezco a la santísima muerte.
Y prometo siempre llevar su nombre conmigo. OH! Poderosa mi niña blanca, santísima muerte,
Quiero de vuelta a mi amada(LJR) que me entristece con su desprecio,
Que (LJR) olvide y deje de una vez y por todas, todos los otros amores y a los que nos quieran apartar.
Que (LJR) sea desanimado y frío con otras personas,
Que desanime y sea frío con todas Los otros hombres,
Que cualquier otro hombre que este con (LJR) se estrese con ella, pelee con ella y salga inmediatamente de la vida de ella y le tome enojo, odio, aversión y rabia de ella y no se retracte de
nada.
Y que(LJR) tome enojo, odio, aversión y rabia de cualquier OTRO HOMBRE que ande con el ahora y que ellos terminen esa relación urgentemente.
Que (LJR) se sienta solo, humillado y avergonzado.
Que El venga a mi (JCH), pida mi amor y mi perdón. Oh! Linda Poderosa Santa muerte, Que en ese momento (LJR) no quiera más andar con nadie ni con sus amigos. Que quede solo pensando en mí y
pensando cómo va a hacer para HACERME FELIZ.
Necesito mi niña blanca de una señal, una llamada telefónica, cualquier contacto para yo saber si (LJR) piensa en mi y que me quiere, y me quite de esa oscuridad.
Que (LJR) hable conmigo, que sienta que me echa de menos.
Usted es fuerte y poderosa, traiga a (LJR) a mis pies, para no más salir, y que venga Corriendo, que deje todo y a todos Y que sólo piense en mi (JCH)
Linda Poderosa Niña Blanca, Santísima muerte que con su grande y fuerte poder quite todas las barreras que están impidiendo que (LJR) ME AME LOCAMENTE y desee unirse a mi (JCH) Quiero a mi amada,
amándome y admirándome siempre.
Que ella no sienta mas deseos sexuales por ninguna otra persona.
Que sus deseos sean sólo para mi (JCH) que sus pensamientos, gentilezas y bondades sean sólo para mí.
Que (LJR) quiera mucho de verdad que yo (JCH) me Quede Con el y se case con migo.
Pero además, quiero que usted, Linda Poderosa santa muerte, aleje de (LJR) toda y cualquier otro HOMBRE.
Y Que podamos ser felices juntos.
Que ella sólo sienta atracción y deseo sexual por mi.
Que ella me llame por teléfono, desde ya y a todo instante.
Que sienta nostalgia por mi persona, y que sufra lejos de mi (JCH) y no aguante mas sufrir.
Quiero que ella me busque hoy y ahora. Quiero oír la voz de ella, pidiendo verme para quedarse conmigo y volviendo a mi (JCH) para siempre, diciendo que me ama y que me quiere solo a mi. Pidiéndome
REGRESAR CONMIGO PARA SIEMPRE. Gracias PoR el Favor Concedido.
Prometo mi niña blanca, santísima muerte ( Ofrecer lo que tu quieras, una velación, o lo que deses MI NIÑA HERMOSA)

Jeannette Valencia 07/08/2011 22:39


He leído el blog y comparto lo que en él se dice, pero quisiera saber quién lo escribe? y si tiene e-mail!
En particular, quién hizo la tesis "García Moreno, civilista"
Soy una ecuatoriana católica :)


A.C.I.A. 07/31/2011 20:20



Hola amiga:


Gracias por tu mensaje. Una disculpa porque estuvimos inactivos varios meses debido a una carga potencial de trabajo. Pero ya estamos de regreso. Mi nombre es Juan Manuel Olivar y soy de Tuxtla
Gutiérrez Chiapas, México. Mi correo es olivar_juan_manuel@hotmail.com y muchos artículos son escritos por los padres de la FSSPX quienes me mandan sus comentarios para que los suba al blog. Ese
art{iculo que me indicas por ejemplo me lo mandó el P. Boniface que está en Guatemala.


Saludos. El Equipo de México y Tradición