Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

442px-Emblem of the Papacy SE svgBienvenido a este blog de actualidad religiosa,de filosofía, de combate de la Verdad contra la secta modernista del "Concilio Vaticano II", de honor, amor y fidelidad al Magisterio infalible de la Santa Iglesia Católica, y de discusión sobre la actualidad de Méjico.
   Este blog pretende también reunir las direcciones de los centros de Misa y de sacerdotes NON UNA CUM, celebrando el Santo Sacrificio en total desunión a "Benedicto XVI" en México.

   No reconocemos, pues, la legitimidad de la autoridad de los "Papas del Concilio" Vaticano II. Estamos ciertos de que solamente esta posición, también llamada sedevacantismo, es la posición teológica que responde perfectamente a la situación actual de la Autoridad en la Iglesia, en particular detallada por la Tesis de Cassiciacum.

   Le invitamos a leer nuestro blog detalladamente. Permítanos presertarle nuestra postura teológica.

   Sea a la mayor gloria de Dios: 


El equipo de México y Tradición

Archivos

18 junio 2010 5 18 /06 /junio /2010 05:20

El Arzobispo de Guadalajara, Cardenal Juan Sandoval Íñiguez, destacó la necesidad de purificar la memoria histórica sobre el proceso de la independencia de México y la verdad de los hechos y personajes que lo conforman, al celebrarse el bicentenario de estas fechas, para así promover la paz y la reconciliación en el país al margen de ideologías que manipulen sus distintos aspectos.cardenalsandoval.jpg
En la sesión de apertura de la IV Jornada Académica: "Iglesia – Independencia" que se realiza en esta ciudad en el Hospicio Cabañas, el Purpurado dijo que "al celebrar estas fechas memorables de nuestra historia patria, se trata de recordar agradeciendo, de rectificar la historia con la verdad de los hechos y de reconciliarnos como pueblo en la verdad que nos hace libres".

Se trata, continuó, "de purificar la memoria histórica". "El pueblo mexicano en general conoce muy poco de su historia, de su verdadera historia, pues muchos de los que la han escrito se han dado a la tarea de mutilarla o deformarla, según la ideología y los intereses de facciones políticas", añadió.

"¿Y cuál ha sido el resultado?", cuestionó el Arzobispo: "una historia manipulada y maniquea, en la que de un lado todo es luz y del otro todo tinieblas; una división tajante entre buenos y malos. Los ‘héroes’ oficiales se le presentan al pueblo, perfectos, impolutos y casi sobrehumanos. En cambio los ‘villanos’, es decir los vencidos, son envilecidos hasta lo increíble, sin reconocerles ninguna cualidad o mérito".

"Es muy de desear que en estas fechas del Bicentenario del inicio de la Independencia y del Centenario del inicio de la Revolución, se investigue y salga a la luz la verdad sobre hechos y personas. Será un bien apetecible y de gran provecho para México, en orden a su integración y unidad y, por consiguiente, un gran tributo a la paz y reconciliación de los mexicanos".

El Cardenal Íñiguez señaló que actualmente hace falta mucho empeño "para superar los graves problemas que ahora nos agobian, tales como el crimen organizado y la violencia desatada en el país, la corrupción generalizada, la ineptitud administrativa, el deterioro de la familia y los ataques a la vida, así como el secularismo creciente que nos invade e invita a vivir como si Dios no existiera, privándonos de la luz del Evangelio y del soporte de la moral cristiana".

"Ayudemos todos, basados en la verdad, a la reconciliación y a la integración y que la historia verdadera cure heridas y conduzca a la paz", concluyó.

Por su parte, el Arzobispo de Morelia y Presidente de la Comisión Episcopal para la Conmemoración del Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución Mexicana , Mons. Alberto Suárez Inda, señaló que "la Iglesia en México debe ser inspiradora de reflexión profunda y sabia frente a la historia Patria. La historia no ha de ser vista como un cadáver que hay que diseccionar, si no que es el lugar del encuentro con la verdad del hombre y de su destino trascendente, de modo que su estudio no deja de interpelar a cada paso nuestra conciencia".

Los creyentes, prosiguió, "más que limitarnos a describir la historia, estamos llamados a interpretarla mediante la razón en constante diálogo con la fe. No pretendernos quedar con los puros datos, sino, a través de ellos, buscar nuestra identidad en el sustrato cultural de nuestra nación".

"El objetivo que nos hemos trazado en estas cinco jornadas académicas, es ofrecer la posibilidad de ir conformando un marco de referencia que nos permita una lectura serena y objetiva de la Independencia y la Revolución Mexicana, que nos ayude a recuperar, a sacar a flote las profundas raíces católicas de nuestra identidad nacional".

Otras de las metas de estas jornadas, dijo el Arzobispo, también son "rescatar los ideales y valores que inspiraron a nuestros antepasados, superar la tentación de la violencia que destruye, así como proponer una nueva presencia y compromiso de la Iglesia, desde una cultura que ofrece el servicio del Evangelio, para asumir y ejercer nuestra corresponsabilidad en la construcción de nuestro país".

Compartir este post

Repost 0

Comentarios