Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

442px-Emblem of the Papacy SE svgBienvenido a este blog de actualidad religiosa,de filosofía, de combate de la Verdad contra la secta modernista del "Concilio Vaticano II", de honor, amor y fidelidad al Magisterio infalible de la Santa Iglesia Católica, y de discusión sobre la actualidad de Méjico.
   Este blog pretende también reunir las direcciones de los centros de Misa y de sacerdotes NON UNA CUM, celebrando el Santo Sacrificio en total desunión a "Benedicto XVI" en México.

   No reconocemos, pues, la legitimidad de la autoridad de los "Papas del Concilio" Vaticano II. Estamos ciertos de que solamente esta posición, también llamada sedevacantismo, es la posición teológica que responde perfectamente a la situación actual de la Autoridad en la Iglesia, en particular detallada por la Tesis de Cassiciacum.

   Le invitamos a leer nuestro blog detalladamente. Permítanos presertarle nuestra postura teológica.

   Sea a la mayor gloria de Dios: 


El equipo de México y Tradición

Archivos

10 septiembre 2012 1 10 /09 /septiembre /2012 02:58

 Algunos dan por inminente la firma de un acuerdo canónico entre los modernistas y la FSSPX. El Instituto Mater Boni Consilii durante años ha explicado cómo la posición de lefebvrista conduce a un callejón sin salida: o el compromiso con aquellos que son considerados la autoridad legítima de la Iglesia; o el persistir en la praxis cismática (desobedecer habitualmente a la denominada “legítima autoridad”) típica de una “petit église”. A pesar de las suposiciones más o menos fundadas de algunos vaticanistas, no es posible saber con certeza si, y cuando, se realizará el acuerdo canónico. 

En cambio, podemos y debemos constatar lo que está ahora ante los ojos de todos: la frecuentación, cada vez más asidua, por parte de la FSPX, de los ambientes conciliares conservadores; compuestos, no lo olvidemos, por aquellos que son los “guardianes” del Concilio, los defensores de las jornadas ecuménicas de Asís, los partidarios de la legitimidad y validez de los nuevos ritos, etc., todos en comunión con Benedicto XVI.

Pero la desviación de la FSPX no se detiene en este nivel, ya que se está consolidando la colaboración también con personajes relacionados con la organización brasileña TFP [tradición, familia, propiedad], considerada por muchos como sectaria, y sus múltiples siglas y satélites presentes en Italia, precisamente entre las filas de los conservadores. Y sin embargo la fe y el sentido común bastarían para mantenerse alejados de ambientes semejantes. Parecería que a fuerza de usar el misal del “beato Juan XXIII”, algunos están asimilando el principio roncalliano de “busquemos lo que nos une y no lo que nos divide”...

Recuerdo que el católico está radicalmente separado de los modernistas (progresistas o conservadores, con el rito antiguo o nuevo, en mangas de camisa o con hábito eclesiástico) por la profesión de Fe. Consideradas superables, al menos en el plano de la colaboración práctica, las divergencias doctrinales, ahora entonces se abren algunos espacios (aunque marginales) bajo argumentos en sí buenos y loables, pero que se convierten en la ocasión para hacer confluir, confundir y luego disolver a los católicos teóricamente anti-modernistas en la “derecha” del modernismo. Se trata de un mecanismo particularmente peligroso, sobre todo para los más idealistas, los más generosos y los más ingenuos, que merecerían ser guiados (y primero entonces formados doctrinalmente) de manera diferente.

Un ensayo general será una manifestación “pro-vida”, donde los lefebvristas se hallarán junto a institutos sacerdotales Ecclesia Dei, a una congregación Novus Ordo de frailes conservadores, a grupos del estilo “Timone-Bussola” [timón-brújula/publicaciones católicas conservadoras italianas], a la TFP y a la “Fundación Lepanto”, ¡e incluso junto al “Opus Dei” y a los Legionarios de Cristo! Entre otras cosas, sería interesante preguntar a los “lepantinos” y a los “timoneros” su opinión acerca de la vida y las condiciones en las que se ven obligados a vivir –y a morir– los niños palestinos. La relectura del artículo del Padre Francesco Ricossa, publicado en el n° 64 de Sodalitium, referente a las ediciones “Lindau” y “Fede e Cultura”, permitirá profundizar la cuestión de la absorción de la FSPX por grupos modernistas conservadores y los inquietantes lazos de algunos personajes de estos grupos con ambientes sectarios. 

Entrando entonces en la cuestión específica de la defensa de la vida, desde siempre y con mucho celo, las asociaciones “tradicionalistas” se han comprometido en este frente, consecuencia de su combate doctrinal. En Italia el divorcio y el aborto han vencido gracias a las concesiones del modernismo político de la Democracia Cristiana, y del modernismo religioso en el interior de la “Jerarquía” (entre otras cosas, la posición sostenida en el referéndum de 1981 marcó el pasaje de “Alleanza Cattolica” del frente anti-modernista a la carroza conciliar. Roberto de Mattei tuvo el mérito de oponerse a Giovanni Cantoni, pero permaneció devoto discípulo de Plinio de Oliveira…). 

Actualmente la situación no ha cambiado. La CEI [conferencia episcopal italiana] podría emprender una batalla enérgica sobre este tema, pero se guarda bien de hacerlo (el “cardenal” Bagnasco prefiere bendecir al gobierno Monti); los políticos “católicos” susurran vagos compromisos “por la vida” durante las campañas electorales, y el grupo inter-parlamentario que se ha constituido recientemente no se asemeja precisamente a un ejército de cruzados. Sin embargo, la derecha ratzingeriana habla de un número cada vez mayor de “cardenales” y “obispos” tradicionalistas (varios de los cuales adhieren a las manifestaciones mencionadas arriba), confundiendo quizás la defensa del dogma con las capas magnas revestidas en un uso acaso demasiado teatral del Misal Romano. Si los prelados en cuestión fueran verdaderamente como se los describe, sería sorprendente la ausencia sistemática, en sus diócesis, de acciones vigorosas contra el crimen del aborto. Y antes de eso, o al menos en paralelo, de acciones contra los errores en materia religiosa presentes en los textos del Concilio y en el “magisterio” de Benedicto XVI. 

La verdad es que entre los conservadores se ha creado una idea de la restauración en la iglesia que no coincide con la realidad. Se podrán extrapolar sistemáticamente las frases “católicas” de los textos modernistas de Ratzinger, se podrá intentar defender lo indefendible, justificar lo injustificable y realizar impresionantes acrobacias para conciliar lo inconciliable, podrán mentir a los demás y a sí mismos, podrán preferir la carrera, los espacios periodísticos y los éxitos editoriales al testimonio de la fe, pero no se puede cambiar la realidad objetiva de las cosas. Benedicto XVI, y todos aquellos que en el episcopado están en comunión con él, prosiguen la obra nefasta del Concilio, con la enseñanza de errores que ofenden a Nuestro Señor, contradicen la fe católica y el magisterio de los Papas hasta Pío XII, provocando gravísimo daño a las almas. La contrarreforma doctrinal y litúrgica de Ratzinger existe entonces sólo en la imaginación de los conservadores-tradicionalistas de la derecha conciliar.

Todo esto me recuerda el título de una canción interpretada por Edoardo Bennato, “l’isola che non c’è” [la isla que no existe]. Una isla, sin embargo, con muchas rocas traicioneras, contra las cuales podrían estrellarse el clero y los fieles de la Fraternidad, antes incluso de que su capitán realice la esperada y definitiva reverencia ante Benedicto.

8 de mayo de 2012

Padre Ugo Carandino

 

TOMADO DE LA REVISTA INTEGRISMO

Compartir este post

Repost 0
Published by Juan Manuel Olivar Robles - en Crisis de la Iglesia
Comenta este artículo

Comentarios