Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

442px-Emblem of the Papacy SE svgBienvenido a este blog de actualidad religiosa,de filosofía, de combate de la Verdad contra la secta modernista del "Concilio Vaticano II", de honor, amor y fidelidad al Magisterio infalible de la Santa Iglesia Católica, y de discusión sobre la actualidad de Méjico.
   Este blog pretende también reunir las direcciones de los centros de Misa y de sacerdotes NON UNA CUM, celebrando el Santo Sacrificio en total desunión a "Benedicto XVI" en México.

   No reconocemos, pues, la legitimidad de la autoridad de los "Papas del Concilio" Vaticano II. Estamos ciertos de que solamente esta posición, también llamada sedevacantismo, es la posición teológica que responde perfectamente a la situación actual de la Autoridad en la Iglesia, en particular detallada por la Tesis de Cassiciacum.

   Le invitamos a leer nuestro blog detalladamente. Permítanos presertarle nuestra postura teológica.

   Sea a la mayor gloria de Dios: 


El equipo de México y Tradición

Archivos

21 octubre 2012 7 21 /10 /octubre /2012 16:37

annibale_bugnini.jpg¿Quien fue Annibale Bugnini?
 
El R.P. Bugnini, principal autor del Novus Ordo Missae

     ”No se trata solamente de retocar una valiosa obra de arte sino, a veces, de dar estructuras nuevas a ritos enteros. Se trata, en realidad, de una  restauración fundamental, diría casi de una refundición y, en ciertos puntos, de una verdadera creación nueva.”  (*94)

ANNIBALE BUGNINI (1912-1982)

 

En un libro del P. Anscar Chupungco osb, ex Presidente del Pontificio Instituto litúrgico de Roma, el autor afirma que escuchó decir al entonces Prelado Bugnini: "Io sono la riforma liturgica!" 1, opinión que el testigo no desestima, pues afirma que si no hubiese sido por él, la reforma litúrgica no se hubiera dado. 2

Antes de mencionar el Novus Ordo Missae que rubricó la reforma litúrgica, se hace necesario conocer a Monseñor Aníbal Bugnini. ¿Por qué? Porque si «La réforme, c'est moi» 3, es imprescindible conocer al reformador.

Monseñor Aníbal Bugnini nació en Civitella del Lago, en la región de Umbría en Italia, durante el 1912. Fue miembro de los padres lazaristas. En 1938 se doctoró en teología con su tesis: De liturgia eiusque momento in Concilio Tridentino 4. En 1946 dirige la revista litúrgica: Ephemerides liturgicae. De 1948 a 1960 fue secretario de la Comisión para la Reforma Litúrgica, creada por Pío XII. En 1957 fue profesor universitario de la Pontificia Università Lateranense. Secretario de la Comisión preparatoria para la liturgia del Concilio Vaticano II en el período 1959-1962. Desde 1964 fue secretario de la Comisión Litúrgica instituida por Pablo VI para elaborar la Reforma Litúrgica, de acuerdo a las pautas del Concilio Vaticano II.

Durante este período comienza a circular versiones de su afiliación a las logias masónicas. A este respecto afirma el vaticanista Sandro Magister:

«En 1978, la oficial "Revista Masónica" saludó a Pablo VI, que murió ese mismo año, como el primer papa "no enemigo". En los años sesenta y setenta, en el impulso del deshielo del Concilio Vaticano II, entre la Iglesia y la masonería existió una gran diálogo. Y también un gran murmullo. Había rumores de cardenales y prelados eminentes de la curia secretamente afiliados a las logias. Circulaban copias de sus presuntos carnets. Incluso hoy, en el charlatán folleto “Via col Vento in Vaticano” 5, salió en febrero pasado (1999) por la pluma de anónimos monseñores, un capítulo entero dedicado al "humo de Satanás", acerca de la infiltración masónica entre los magnates de la curia. Y de dos, el panfleto da nombre y apellido. El primero es Aníbal Bugnini, el director de la reforma litúrgica postconciliar, terminó como nuncio en Irán después de la finalización de su obra sobre "la destrucción del antiguo rito de la Misa" y allí murió, de acuerdo con el libelo, "de muerte natural provocada" por sus mismos cabecillas de logia. El segundo es Sebastián Baggio, muy influyente cardenal del Papa Giovanni Battista Montini. Él tenía el poder de nombrar a los obispos de todo el mundo "y por lo tanto promover las carreras de sus compañeros ocultos". Y en los dos cónclaves de 1978 se presentó como candidato papal.» 6

El periodista Mino Pecorelli, antes de su “trágica muerte”7 lo incluyó en sus listas, denunciando que su fecha de iniciación fue el 23 de abril de 1963, siendo su número de código 1365/75 y su nombre codificado BUAN.

Su exilio a Teherán, es producido por rumores sobre su relación con la masonería.

En un reportaje a cierto cardenal, del cual no se da el nombre, el Dr. Robert Moynihan, en el Magacine Rorate Caeli, expone que confidencialmente se le expuso el modo por el cual se detectó a Bugnini como masón:

«Él fue a una reunión con el Secretario de Estado llevando su maletín. Era el 1975. Más tarde, esa noche cuando todos se habían ido a casa, un monseñor encontró el maletín que había dejado Bugnini. El Monseñor decidió abrirlo para ver quién era su dueño. Y cuando lo abrió, se encontró con cartas dirigidas a Bugnini definido como "hermano", de parte del gran Maestre de la masonería italiana.»

Lo cierto es que en 1976 se lo “exilia” como Nuncio en Irán, el mismo Bugnini explica 8 que su salida de Roma se debe al crédito que dieron los rumores que circulaban, y circulan sobre su supuesta afiliación a las logias.

Por cierto, Monseñor Bugnini negó todo afirmando:

«...“ni [sé] qué es (la masonería), ni qué hace, ni cuáles son sus fines.» 9

Respuesta muy poco creíble en un Prelado de su nivel.

En Teherán fue protagonista de los conflictos desatados durante la Revolución Iraní, oficiando hábilmente para la Santa Sede. Murió repentinamente en Roma en el 1982, bajo la sospecha de “muerte natural provocada”, como ya lo afirmó en su artículo Sandro Magister, haciéndose eco del Libro Via col vento in Vaticano.

A este respecto un tal Matias Augé, escribe en un comentario sobre las afirmaciones de su muerte 'provocada'.

«La tesis de la muerte “natural provocada” de Bugnini es un absurdo. Bugnini murió en la Clínica Pío XI (Roma), donde yo era y soy capellán. Murió cerca de las ocho de la mañana, luego de recibir la Santa Comunión de mis manos. El Prelado había sido operado y debía salir de la Clínica [dado de alta] ese mismo día. Cuando las hermanas enfermeras le llevaban el desayuno lo encontraron muerto en el sofá. Los médicos redactaron la causal de su muerte y está a disposición de quien desee conocer las circunstancias de su deceso.»10

Si bien dicho comentario no goza de credibilidad documental, por la forma donde fue redactado, no se puede dejar pasar, que su relato confirma que murió cuando estaba dado de alta, y nadie lo asistió en su muerte.

«No quisiera equivocarme, pero la laguna más notable del P. Bugnini es la falta de formación y sensibilidad teológica.»

(Card. F. Antonelli)

Sobre la personalidad de Mons. Bugnini, se afirman muchas cosas. Veamos qué opinan de él, aquellos que lo conocieron.

En un libro surgido en el 2005, publicado por Ediciones Cristiandad, el cual recoge escritos inéditos del cardenal Ferdinando Antonelli, se puede leer:

«Ha sido nombrado Secretario de la nueva Congregación del Culto Divino el P. Annibale Bugnini, CM. Podría decir muchas cosas de este hombre. He de añadir que Pablo VI lo ha apoyado siempre. No quisiera equivocarme, pero la laguna más notable del P. Bugnini es la falta de formación y sensibilidad teológica. Falta y laguna grave, porque en la liturgia cada palabra y cada gesto traducen una idea que es idea teológica. Tengo la impresión de que se ha concedido mucho, sobre todo en materia de sacramentos, a la mentalidad protestante. No es que el P. Bugnini haya creado estos conceptos, nada de eso, él no ha creado, él se ha servido de mucha gente, y, no sé por qué, ha introducido en el trabajo a gente hábil pero de matices teológicos progresistas. Y, o no se ha dado cuenta, o no ha resistido, como no se podía resistir a ciertas tendencias.» 11

Como se puede apreciar, es corriente escuchar que Mons. Bugnini poseía escasos conocimientos teológicos. También es más probable que se hiciera el distraído en determinados conocimientos teológicos, para manipular más cómodamente los ritos, lo cual en él es mucho más creíble.

Circula sobre él una correspondencia, donde es difícil de comprobar su autenticidad. Todo el mundo conoce que la masonería, como toda sociedad de alta conspiración, no deja rastros, ni documentos, y en esto poseen sobrada experiencia y sobretodo mucha tradición. La revista católica 30 Giorni de junio de 1992, publicó esta cita de una supuesta carta enviada a Mons. Bugnini, donde se puede leer:

«Querido Buan, comunicamos el encargo que el Consejo de los Hermanos estableció para ti, de acuerdo con el Gran Maestre y los Príncipes Asistentes al Trono, y te obligamos (...) a difundir la descristianización mediante la confusión de los ritos y de las lenguas y de colocar padres, obispos y cardenales unos contra otros. La Babel lingüística y ritual será nuestra victoria, como la unidad lingüística y ritual fue la fuerza de la Iglesia (...) Todo debe acontecer en el plazo de diez años.» 12

A lo que supuestamente Bugnini responde en nota fechada el 2 de junio de 1967:

«Gran Maestro incomparable, la desacralización prosigue rápidamente. Se publicó otra Instrucción que entró en vigor el día 29 de junio p.p. Ya podemos cantar victoria, porque la lengua vulgar es soberana en toda la liturgia, inclusive en las partes esenciales (...) Se dio máxima libertad de elegir entre varias formas, a la creatividad particular y al ...caos. (...) En suma, con este documento creo haber impuesto el principio de máximo libertinaje, según vuestras disposiciones. Luché duramente contra mis enemigos de la Congregación para los Ritos y tuve que recurrir a toda mi astucia para que el Papa la aprobase. Por suerte, encontramos el apoyo de los amigos y hermanos de Universa Laus, que son fieles. Agradezco por la suma enviada y esperando verlo en breve, un abrazo. Vuestro Hermano Buan.» 13

Andrea Tornielli, quien redacta el artículo con la cartas incluidas, afirma:

«El texto de las cartas, de hecho, es muy inmediatista y grosero. En todo caso, las cartas existen y los resultados concuerdan plenamente con los objetivos que fijan.» 14

No deben esperarse pruebas específicas; para un católico; las pruebas sobran, bastan las obras; y las obras son sin lugar a dudas del Novus Ordo.

Es difícil dar por seguro lo que proviene de las logias masónicas, ya que, como afirmamos, no dejan huellas ni rastros, solo se los conoce por su pensamiento y por su forma de actuar, o casualmente, cuando nos saludan con su típico apretón de manos de reconocimiento. Hoy como ayer, por sus frutos los conoceréis. No deben esperarse pruebas específicas; para un católico; las pruebas sobran, bastan las obras; y las obras son sin lugar a dudas del Novus Ordo, y a él pertenecen el concilio extramuros y la Nueva Iglesia Tan solo la Providencia nos ha dejado un leve rastro, como prueba de su advertencia, pues lo que se anunció y en su momento no se creyó, se produjo.

En resumen, Mons. Bugnini, es una personalidad curiosa y destacada por su gran actividad y manipulación de la reforma, la cual por todas las versiones de quienes lo conocieron, indica que pasó por su arbitrio, de allí que también es creíble la supuesta expresión de “io sono la riforma liturgica”; por ello, haciendo honor a sus méritos muy bien ganados, por cierto, le hemos brindado en estas pocas líneas el título de gran Arquitecto de la Reforma Litúrgica . Su edificio máximo: El Novus Ordo Missae.

El mismo Monseñor Bugnini definió su propia persona:

«Esta es la «reforma litúrgica más vasta que jamás se recuerda en la historia multisecular de la iglesia» 15

Y en otra parte afirma que por medio de ella se...

«tiende a cambiar radicalmente la faz de las asambleas litúrgicas tradicionales» 16.

Si el pez muere por la boca, Mons. Bugnini, como Gran Arquitecto, se suicida por sus expresiones.

El reformador Bugnini no puede ser más explícito, ha dejado de sí mismo la mejor definición que podíamos buscar. No estoy prejuzgando, pues aplico sus mismas palabras, que en este caso son realmente lapidarias. Si el pez muere por la boca, Mons. Bugnini, como Gran Arquitecto, se suicida por sus expresiones, pues sin lugar a dudas revelan su ideología. Analicemos palabra por palabra:

En primer lugar, llama al Novus Ordo Missae: reforma litúrgica. Implica esto que a la liturgia le dio una nueva forma: si la forma ha cambiado, es porque también existen cambios en la hipóstasis que sustenta dicha forma. Como se puede apreciar, no es un solo cambio externo, sino interno, pues lo uno acompaña lo otro.

En segundo lugar indica la proporción de la reforma, la cual es la más vasta. Esto indica la extensión tanto de lo reformado, como la geografía que abarcó dicha reforma.

En tercer lugar, ha sido un hecho inédito, pues no se recuerda en la historia multisecular de la iglesia algo semejante. Con esta expresión, reconoce ampliamente lo novedoso de su aplicación, como también afirma llanamente su falta de continuidad tradicional. No existen modelos anteriores con la que se pueda comparar. Es como esas batallas únicas, que deben describirse palmo a palmo para llevarse a las bibliotecas de las academias militares y donde los futuros oficiales puedan extraer todas las enseñanzas posibles.

En cuarto lugar es un cambio radical pues afirma que su reforma tiende a cambiar radicalmente. Nuevamente afirma su rotura con la Tradición y con cualquier lineamiento histórico. Cambio radical implica que se cambió de raíz, en otros términos afirma que el cambio posee otra hipóstasis, pues la raíz es la hipóstasis del cambio, esto implica que la relación lex credendi, lex orandi, ha sufrido un cambio radical; en otros términos, el cambio es una mutación.

En quinto lugar el reformador muta la faz de las asambleas litúrgicas, es decir produce, según sus palabras un cambio de icono. El icono es la cara externa de la forma, pero si el icono cambia, es porque la forma interna ha cambiado, y por supuesto, la hipóstasis que sustenta la forma, también cambió. El gatopardismo, en este terreno es imposible dada la relación entre fe y oración.

En sexto lugar, el cambio del icono se produce sobre las asambleas litúrgicas tradicionales, no se puede ser más claro ni más preciso. Por ello Augusto del Río en su libro, El Drama Litúrgico, trae de Monseñor Bugnini, esta cita:

«No se trata sólo de retoques en una obra de valor grande, sino a veces es preciso dar estructuras nuevas a ritos enteros. Se trata de una restauración fundamental, yo diría casi un cambio total y, para ciertos puntos, de una verdadera nueva creación.» (Doc. Cath. Nº 1493, 7 de mayo de 1967). 17

... hallamos una línea de autores, que relatan la mutación producida...

De la obra surgida de sus manos, el Novus Ordo Missae, no entraré en su análisis, pues otros la han realizado muy bien. Por ello, desde el Breve Examen Crítico del Novus Ordo Missae, redactado por los cardenales Alfredo Ottaviani prefecto de la Congregación para la doctrina de la Fe y Antonio Bacci, – obrita que puede encontrarse en muchas páginas web – hasta la reciente publicación: Come andare a Messa senza perdere la fede (Como ir a misa sin perder la fe) escrito por don Nicola Bux, 18 hallamos una línea de autores, que relatan la mutación producida y se insertan en lo que Nuestra Señora solicita para estos difíciles tiempos, donde hoy comprobamos, que las tinieblas se ha infiltrado hasta el corazón mismo de la oración católica, y es en este Nuevo Orden (de la Misa) que se produce ya en 1968 el fenómeno de comulgar usando las propias manos, un año antes que Pablo VI apruebe el nuevo misal romano.
NOTAS

1--- ”La reforma litúrgica soy yo”. Frase similar a la empleada por Luis XIV para definir al estado francés de finales del siglo XVII al afirmar: «L'État, c'est moi», el Estado soy yo.

2---Una síntesis del libro puede leerse en lengua inglesa: rorate-caeli.blogspot.com/2010/10/bugnini-i-am-liturgical-reform.html ; o en italiano: blog.messainlatino.it/2010/10/annibale-bugnini-la-riforma-liturgica.html

3--- ”La reforma soy yo”.

4---La liturgia durante la época del Concilio de Trento.

5---Lo que el viento se llevó en el Vaticano.

6---El artículo completo es del 19 de agosto de 1999 y puede leerse en http://chiesa.espresso.repubblica.it/articolo/7167

7---Mino Pecorelli fue ejecutado con cinco disparos bajo la sede de su periódico en 1979.

8---Cfr. La Riforma Liturgica de Annibale Bugnini: "...al credito che godettero a Roma le voci della sua presunta affiliazione". Pp. 13 y 279.

9---Carta a Pablo VI, 22 de octubre de 1975, citada por el mismo Bugnini en La reforma, p. 81. Tomado de http://missatridentinaemportugal.blogspot.com/2010/04/formacion-del-novus-ordo-miss-nom.html.

10---http://fidesetforma.blogspot.com/2009/07/sul-massone-bugnini.html#/architettura-sacra-tradizionale-/

11---Se pueden ver algunas expresiones en http://infocatolica.com/blog/novaetvetera.php/1004060124-reforma-liturgica-la-vision-d

12---”Una Babel Programada,” Andrea Tornielli, 30 Días, Junio, 1992, pp. 41-42 .

13---Ibídem.

14---Ibídem.

15---ANNIBALE BUGNINI, La reforma litúrgica, B.A.C., 1999 pág. 819.

16---Op. cit, pág. 37.

17---Augusto del Río “El drama litúrgico”

18---Nombrado por Benedetto XVI entre los Consultores de la Sagrada Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Juan Manuel Olivar Robles - en Crisis de la Iglesia
Comenta este artículo

Comentarios