Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

Presentación

442px-Emblem of the Papacy SE svgBienvenido a este blog de actualidad religiosa,de filosofía, de combate de la Verdad contra la secta modernista del "Concilio Vaticano II", de honor, amor y fidelidad al Magisterio infalible de la Santa Iglesia Católica, y de discusión sobre la actualidad de Méjico.
   Este blog pretende también reunir las direcciones de los centros de Misa y de sacerdotes NON UNA CUM, celebrando el Santo Sacrificio en total desunión a "Benedicto XVI" en México.

   No reconocemos, pues, la legitimidad de la autoridad de los "Papas del Concilio" Vaticano II. Estamos ciertos de que solamente esta posición, también llamada sedevacantismo, es la posición teológica que responde perfectamente a la situación actual de la Autoridad en la Iglesia, en particular detallada por la Tesis de Cassiciacum.

   Le invitamos a leer nuestro blog detalladamente. Permítanos presertarle nuestra postura teológica.

   Sea a la mayor gloria de Dios: 


El equipo de México y Tradición

Archivos

6 abril 2013 6 06 /04 /abril /2013 05:09

pphuertavera.jpg                                                     El Padre "Gofo" y el Obispo de Saltillo, Mons. Raúl Vera


Estimados lectores:

 

Son ya varios escándalos públicos de ambos "clérigos" de la iglesia conciliar perpetrados ante los ojos de las "autoridades" oficiales de Roma y NO hay ninguna reacción en contra de estos personajes. YA BASTA de ofensas a NSJC.

 

El Equipo de México y Tradición.

 

(de Aciprensa) El Obispo de Saltillo (México), Mons. Raúl Vera, negó haber sancionado canónicamente al sacerdote Adolfo Huerta Alemán, de su diócesis, que dijo hace unos días que tiene relaciones sexuales frecuentemente y que la existencia o no de Dios le "vale madres".

En declaraciones recogidas por el diario local Zócalo de Saltillo, el Obispo mexicano descartó que se haya levantado un acta ante el tribunal eclesiástico diocesano contra el sacerdote, e indicó sencillamente que "estoy hablando con él y sólo con él, no tengo por qué meter eso en otro ambiente".

Mons. Vera se vio envuelto en diversas controversias en el pasado, por su apoyo a la despenalización del aborto, una postura que se hace concreta al liderar dos organizaciones que promueven esta práctica anti-vida en México.

El Obispo mexicano también expresó su apoyo en la diócesis que lidera al grupo San Elredo que difunde la ideología gay, lo que le valió un pedido de explicaciones por parte del Vaticano y el pedido de una carta pastoral en la que defina su postura sobre la homosexualidad, algo que hasta ahora no ha hecho.

En una entrevista publicada el 22 de marzo por la revista mexicana Proceso, el sacerdote Adolfo Huerta Alemán, conocido como "Padre Gofo", recientemente nombrado vicario parroquial de la Parroquia Señor de la Misericordia, aseguró que no se aferra tanto "a un dios o una religión, si no existe Dios me vale madres".

Para él, explicó, la fe es simplemente "una motivación de significado de vida", la cual lo motiva "a buscar un significado para llegar a mejorar nuestras relaciones humanas y que esto me ayude a ser mejor ser humano".

Al ser consultado por el periodista si mantiene relaciones sexuales con frecuencia, Huerta Alemán admitió que "sí", aunque señaló que "una relación muy establecida no la llevo, no se puede, ando metido en muchos rollos".

Según la misma publicación, el sacerdote de Saltillo usa en su sotana pines del Ché Guevara, personajes animados de South Park, serie que ha hecho ofensivas burlas contra Cristo, la Iglesia y el Papa; y se ha teñido su larga cabellera de azul y rojo. En protesta contra el capitalismo se pinta el rostro de blanco con el signo de dólares dibujado en el rostro con color negro.

Adolfo Huerta Alemán también ha expresado repetidamente su apoyo a la ideología de género, participando en presentaciones de libros sobre "transgéneros", y difundió en la red social Twitter mensajes de la organización de fachada Católicas por el Derecho a Decidir, que en los últimos 10 años ha destinado más de 13 millones de dólares para promover el aborto en América Latina, con particular intensidad en México.

El pasado 18 de febrero, antes de que fuera transferido por Mons. Raúl Vera a la nueva parroquia y de que revelara sus faltas al celibato en la revista Proceso, en una "Carta abierta al nuevo Papa", Huerta Alemán le pidió al nuevo Pontífice que aceptara a "los sacerdotes casados", "las sacerdotisas" y a "las abortistas no comprendidas", entre otros.

Repost 0
Published by Juan Manuel Olivar Robles - en Noticias en General
Comenta este artículo
28 marzo 2013 4 28 /03 /marzo /2013 22:58

442px-Emblem of the Papacy SE svg† Continuación del Santo Evangelio según San Juan (8, 46-59)

En aquel tiempo: Decía Jesús a las turbas de los judíos: ¿Quién de vosotros me convencerá de pecado? Si os digo la verdad, ¿por qué no me creéis? El que es de Dios, oye las palabras de Dios. Por eso vosotros no las oís, porque no sois de Dios. Respondieron los judíos: ¿No decimos bien que eres un samaritano y que estás endemoniado? Respondió Jesús: Yo no estoy poseído del demonio, sino que honro a mi Padre; y vosotros me habéis deshonrado a mí. Yo no busco mi gloria, hay quien la busca y juzga. En verdad, en verdad, os digo: quien guarde mi doctrina, no morirá jamás. Dijeron los judíos: Ahora conocemos que estás poseído de algún demonio. Murieron Abraham y los profetas; y tú dices: Quien guarde mi doctrina, no morirá eternamente. ¿Por ventura eres mayor que nuestro padre Abraham, el cual murió, y que los profetas, que también murieron? Tú ¿por quién te tienes? Jesús respondió: Si yo me glorifico a mí mismo, mi gloria nada vale; mi Padre es el que me glorifica, el que vosotros decís que es vuestro Dios, y no lo conocéis, mientras que yo lo conozco. Y si dijese que no lo conozco, sería tan mentiroso como vosotros. Pero le conozco y observo sus palabras. Abraham, vuestro padre, deseó con ansia ver mi día; lo vio y gozó mucho. Y le dijeron los judíos: Aún no tienes cincuenta años y ¿has visto a Abraham? Jesús les respondió: En verdad, en verdad os digo: antes de que Abraham existiera, Yo soy. Tomaron entonces piedras para lanzárselas; mas Jesús se ocultó a sus ojos y salió del templo.

Queridos hermanos:

Acabamos de escuchar una fuerte discusión entre Nuestro Señor y sus enemigos jurados, los judíos, los fariseos, la Sinagoga de Satanás, que había deformado las profecías de la Sagrada Escritura forjándose un Mesías temporal, y es por no plegarse a sus deseos, y ante todo por haberse proclamado Dios, que ellos van a condenar a muerte a Nuestro Señor. A medida que nos acercamos a Semana Santa, como se aprecia en los textos litúrgicos de los próximos días, el conflicto con los fariseos se agudiza cada vez más hasta el desenlace en el drama de la Pasión. Nuestro Señor es claro con ellos, es terminante: “vosotros sois mentirosos”, vosotros vivís en la mentira; “vuestro padre es el diablo”, les dirá en otra ocasión. Por otra parte, el Evangelio de hoy termina con la proclamación por parte de Nuestro Señor de Su Divinidad: “en verdad os digo, antes de que Abraham existiera, Yo soy”. Los judíos lo comprendieron y tomaron piedras para tratar de lapidarlo. Pero el Evangelio nos dice que Jesús se escondió y salió del templo. Él dará Su vida libremente, cuando lo quiera. Jesús se esconde, es por eso que durante el tiempo de Pasión se cubren las imágenes de los Santos, e incluso los crucifijos, con un velo morado, como habrán notado al entrar a la iglesia.

Esta semana celebramos la fiesta de San José, Patrono de la Iglesia universal. Pero ustedes podrían preguntarse: ¿cuál es la relación entre todo esto? Y bien, la semana pasada hemos podido presenciar acontecimientos muy graves, de los que han dado cuenta los medios de comunicación. A los ojos del mundo, el colegio cardenalicio eligió a quien se hace llamar Francisco.

Como argentino, me siento avergonzado. Este Francisco, considerado cardenal primado de la Argentina y arzobispo de Buenos Aires, es verdaderamente amigo de los enemigos de Nuestro Señor. Se lo ha podido ver durante los días de fiesta judíos, en la sinagoga de Buenos Aires, junto al rabino, con la “kipá” en la cabeza, encendiendo el candelabro. En ocasión de un “congreso carismático” en Buenos Aires, en presencia del predicador de ejercicios espirituales del Vaticano, Bergoglio se arrodilló ante pastores protestantes para recibir una supuesta bendición. También lo hemos visto la noche de su elección, antes de bendecir a la multitud, inclinarse ante ella pidiéndole a la gente que pidiera a Dios la bendición para él, en un gesto inaudito. En sus primeras palabras ante la multitud, se presentó insistentemente como “obispo de Roma” y no pronunció ni una vez la palabra “Papa”, en otro gesto inaudito que va siempre en el sentido de la destrucción de la autoridad y de la colegialidad episcopal del Vaticano II.

Tomó el nombre de Francisco. Hay una fábula que relata la historia de un cierto rey Midas; el cual, todo lo que tocaba lo convertía en oro. Y bien, los modernistas todo lo que tocan lo ensucian, lo destruyen y –permítanme la expresión– lo pudren. Ha profanado el nombre de un gran Santo, San Francisco de Asís, que nada tiene que ver con esta “fraternidad universal” de la que habló la noche de su elección, o con el ecumenismo conciliar. Ya que San Francisco no dudó en ir a tierras islámicas para intentar convertir al sultán, al rey musulmán, proclamando ante él, sin miedo ni respetos humanos, mientras los imanes que rodeaban al sultán apretaban los dientes de rabia, que Jesucristo es el único Dios verdadero y que para salvar su alma el sultán tenía que abandonar la falsa religión del Islam.

Ni la Iglesia ni San Francisco tienen nada que ver tampoco con una pobreza que iría más o menos en el sentido de la izquierda. La Iglesia enseña el espíritu de pobreza y la pobreza voluntaria, y condena todo tipo de socialismo y comunismo, que ponen en peligro o suprimen la propiedad privada y que enfrentan las clases sociales unas contra otras.

Por todo esto, Jorge Bergoglio, Francisco, no es Papa, al igual que sus predecesores del Vaticano II, y no puede ser Papa, en virtud de la asistencia divina de parte del Espíritu Santo con que cuenta la autoridad legítima de la Iglesia. Y el Espíritu Santo, de manera evidente, no está allí, mis queridos amigos, y ha abandonado el Vaticano hace ya algunas décadas. Y podríamos añadir a todo esto, la cuestión de su ordenación sacerdotal con el rito reformado, el cual es más que dudoso. No es posible estar en comunión con los modernistas, con Francisco, con la sinagoga y con las otras religiones. Piensen seriamente en esto. No se puede estar en comunión con esta gente en la liturgia, en la Misa, siendo la Misa tan importante para los católicos, siendo el centro de nuestras vidas. De la importancia que demos a esta cuestión depende la preservación de la fe para nosotros, para nuestros hijos, para las generaciones futuras.

En conclusión, recemos con insistencia a San José, Patrono de la Iglesia universal por todas esas almas que se dejan engañar por la Iglesia Conciliar, que están en el error y que seguirán a este Francisco al infierno. Que San José nos ayude a conservar la fe en la Santa Iglesia Católica, Apostólica, Romana, Esposa Inmaculada del Verbo Encarnado, que nada tiene que ver con el modernismo.

Padre Héctor L. Romero

Rennes, Francia, 17 de marzo de 2013

Repost 0
Published by Juan Manuel Olivar Robles - en Crisis de la Iglesia
Comenta este artículo
3 marzo 2013 7 03 /03 /marzo /2013 05:28

Ordenado sacerdote por Mons. Lefebvre, el Padre Ricossa es superior del Instituto Mater Boni Consilii, situado en Verrua Savoia (provincia de Turín) y pertenece a los sedevacantistas, los cuales, oponiéndose a las renovaciones realizadas en la liturgia y en la doctrina por el Concilio Vaticano II, desconocen la autoridad papal.442px-Emblem of the Papacy SE svg
Benedicto XVI, por supuestos problemas de edad, ha “renunciado” como cualquier funcionario estatal. ¿Es así cómo la iglesia de sociedad sobrenatural se prepara para convertirse en una administración burocrática?

En el Código de derecho canónico se prevé que el Papa puede renunciar a su oficio. Sin embargo, no es menos cierto que esto ha ocurrido sólo en circunstancias gravísimas y raras, y que no sucede desde 1415. La renuncia al pontificado de J. Ratzinger es en consecuencia una novedad absoluta que no se puede comparar con las renuncias del pasado.

¿Cual es, en su opinión, la verdadera causa de la abdicación del “valiente y humilde” Ratzinger?

Salvo las revelaciones de improbables secretos, el motivo de la renuncia es el declarado por el mismo Benedicto XVI: “ingravescente ætate”, la edad avanzada. Pero ningún Papa renunció jamás por este motivo. Ratzinger quiso en consecuencia cumplir con el dictamen del Vaticano II, aplicado por Pablo VI, que “jubila” a los párrocos y obispos a los 75 años y quita a los cardenales el derecho de voto en el cónclave al cumplir los 80 años. En una visión conciliar y colegial de la Iglesia, también el Obispo de Roma, el Papa, es un Obispo como los otros; la misma jerarquía eclesiástica se asimila así a los funcionarios de las modernas administraciones democráticas o al sistema sinodal del protestantismo. En esta nueva perspectiva “desacralizada” y más igualitaria, es normal que también el Obispo de Roma se vaya como todos los demás.

¿La función papal reducida a “cargo temporal” acentúa la crisis de la autoridad espiritual?

De por sí el gesto de Benedicto XVI es estrictamente personal, pero probablemente se convertirá en un modelo moralmente vinculante para sus sucesores. Quien sueña en una ulterior democratización de la Iglesia, desea verla transformada en una asamblea permanente de iglesias cristianas, dirigida quizás, como presidente, por un papa en ejercicio durante un cierto número de años. Naturalmente, tal hipotética estructura ecuménica ya no sería la Iglesia Católica, y tal presidente de un sínodo permanente no sería un Papa como Cristo lo quiso y como lo conoció toda la tradición cristiana. La idea tradicional del Papado es, para los ecumenistas, el principal obstáculo para la tan deseada unidad: será quitado del medio o, por lo menos, “repensado”.

Incluso la Iglesia es víctima de la concepción evolucionista.

No la Iglesia ciertamente, ya que ella es la columna y el fundamento de la verdad inmutable. Pero los modernistas, que ya a principios del ‘900 sostenían una concepción evolutiva del dogma (una “tradición viva”) y que, con el Vaticano II, se apoderaron de los puestos de mando, querían que la Iglesia estuviese en constante aggiornamento y evolución. Para ellos sólo en la acción, en el devenir, en la evolución, está la vida. Olvidan que la Verdad es Dios, y Dios no cambia. En realidad, están al servicio del mundo.

Ratzinger, considerado a menudo como “ortodoxo” respecto al “globalizador” Wojtyla, ¿ha sido, por el contrario, un ferviente partidario del Concilio Vaticano II, es decir, el enésimo “democratizador” de la Iglesia?

Todos los sucesores de Pablo VI han concebido su misión de una única manera: aplicar las innovaciones del Vaticano II. Y lo hicieron aun frente a la evidencia: llevando a la Iglesia a la ruina. Benedicto XVI, en particular, ha sido muy sensible a la cuestión de la “colegialidad episcopal”; la Iglesia, tal como Cristo la ha querido, no sería una monarquía (primado papal), sino un órgano colegial permanente. Durante el Concilio, el joven teólogo Ratzinger se opuso incluso a la “nota previa”, que moderaba la colegialidad enseñada por Lumen gentium y que Pablo VI había querido para obtener también los votos de los Padres conciliares que, fieles a la Tradición y al Papado, se oponían a la nueva doctrina de la colegialidad episcopal.

¿Qué tipo de Pontífice podría frenar el grave debilitamiento eclesiástico?

Un verdadero Pontífice, digno Vicario de Cristo y Sucesor de San Pedro. Y por tanto un Pontífice que, sabiendo que la vía abierta por el Vaticano II conduce a la ruina, tenga el coraje de volver a la Tradición. Un tal Pontífice sería un milagro de Dios y hallaría ante sí terribles enemigos. Pero me temo que, antes de tal acontecimiento salvífico, tendremos que tocar fondo.

El cisma en la Iglesia entre tradicionalistas católicos y modernistas es profundo y, al parecer, irreparable. ¿“Toda casa dividida perecerá”?

La iglesia no está dividida, es una y no perecerá, porque “las puertas del infierno no prevalecerán”. Los modernistas no son católicos. Están “en las entrañas de la Iglesia”, parafraseando al Papa San Pío X, como un tumor que se anida dentro del cuerpo enfermo. El modernismo no edifica, destruye y se autodestruye. La Iglesia sobrevivirá, pero habrá que extirpar al modernismo agnóstico. La Iglesia podrá ser entonces un gran árbol o, por el contrario, un pequeño rebaño, poco importa, ya que es siempre el rebaño de Cristo.

http://www.secoloditalia.it/2013/02/le-dimissioni-di-ratzinger-novita-assoluta-nessun-papa-aveva-mai-rinunciato-per-leta/

 

Tomado del blog amigo "Revista Integrismo".

Repost 0
Published by Juan Manuel Olivar Robles - en Noticias en General
Comenta este artículo
21 febrero 2013 4 21 /02 /febrero /2013 05:14

Estimados lectores:

 

Las innovaciones del concilio vaticano II no dejan de sorprendernos. Es ahora el turno para México. Les presentamos un artículo aparecido en El Universal, que muestra "LA TREMENDA IDIOTEZ DEL PSEUDO SACERDOCIO". Recemos por estos hechos que ofenden a Dios y discreditan a la Iglesia. Una vez más lo repetimos. La iglesia conciliar NO ES la Iglesia Católica.

 

El Equipo de México y Tradición.

 

Les anexamos también el comentario de Radio Cristiandad.

 

Lo importante, lo único importante es que “la gente se sienta bien!” La “originalidad” en cuanto a aberraciones y sacrilegios litúrgicos no nos dejan de sorprender. Esta vez, contamos con el sacerdote mexicano de Saltillo Humberto Álvarez, que celebra la “misa de niños” con unos ornamentos “especiales” decorados con imágenes de Superman, Batman o el Hombre Araña. Las imágenes sagradas reemplazadas por los “super héroes”; los verdaderos héroes que han sido siempre los santos (para el cristiano) reemplazados por la versión “laica” de la “santidad”.


padre_heroes_reuters.jpg

Los atuendos para la ocasión

sotana_padre_reuters.jpg

El sacerdote ha atraído a niños y mayores a las misas del domingo. Dice que eligió a Batman y Superman porque sus historias hablan de actitudes de lucha y esfuerzo y vencer temores” (El Universal) Foto: Reuters.

padre_saltillo_reuters.jpg

Los niños, con estas demostraciones, adquieren un sentido totalmente alejado de lo que es el Sacrificio de la Misa. Foto: Reuters. 

misa saltillo reuters

Una de sus prédicas junto a Superman y Batman. Foto: Reuters.

misa_ninos_reuters.jpg

La sacrílega ceremonia y ¿un nuevo modo de asperjar? Foto: Reuters.


misa agua reuters

¿La pistola de agua bendita? ¡IncreíbleFoto: Reuters. Visto en el periódico mexicano El Universal.

 

Perdón y Clemencia Oh Dios mío!!!

Repost 0
Published by Juan Manuel Olivar Robles - en Crisis de la Iglesia
Comenta este artículo
17 febrero 2013 7 17 /02 /febrero /2013 03:19

Estimados lectores:

 

Una vez más nos llegan imágenes escandalosas de la iglesia conciliar. Cuántas aberraciones tienen que darse para  que el pueblo de Dios abra los ojos y reconozca al enemigo que está en casa. La iglesia conciliar NO es la Iglesia Católica.

 

En la descripción de este video dice que Clérigos y religiosas de Legazpi City, Filipinas, bailan el ‘Gangnam Style’ en la final de un concurso en el Albay Astrodome de esa ciudad, Dic-08-2012. ¿No es esa la fecha de la Inmaculada Concepción? O se les olvidó o simplemente "creen" que de esa manera están viviendo la verdadera fe católica de los 20 siglos de Iglesia.

Los primero son los miembros del “Clero”. Al minuto 35 llegan las hermanitas… SEXY LADY!!!

 

Perdón oh Dios mío, perdón y Clemencia, perdón e indulgencia, perdón y PIEDAD!!!

 

El Equipo de México y Tradición.

 


 

Artículo inspirado por Radio Cristiandad.

Repost 0
Published by Juan Manuel Olivar Robles - en Crisis de la Iglesia
Comenta este artículo
16 febrero 2013 6 16 /02 /febrero /2013 01:53

La renuncia de Joseph Ratzinger


http://www.sodalitium.eu/images/benvenuto_files/001_PhotoBeno%EEtXVI.jpgEn la mañana del 11 de febrero de 2013, durante el consistorio, Benedicto XVI anunció su “renuncia al ministerio de Obispo de Roma, sucesor de San Pedro”, precisando que la Sede estará efectivamente vacante a partir del 28 de febrero, a las 20 hs.
Único motivo de esta decisión: la ingravescentme ætatem, es decir, la edad avanzada (y no se sabe de la existencia de otras razones).
La renuncia al Sumo Pontificado está prevista –como posibilidad– en el canon 221 del Código de derecho canónico promulgado por Benedicto XV, por lo cual, en sí mismo, una decisión de este tipo no altera la divina constitución de la Iglesia, aunque plantee gravísimas dificultades de orden práctico. Es bien sabido que las raras renuncias del pasado tuvieron lugar en circunstancias de particular gravedad en la historia de la Iglesia, por lo que el gesto realizado hoy por Benedicto XVI no puede ser equiparado con aquellos del pasado.
Se trata en cambio, como lo sugieren las mismas palabras adoptadas –ingravescentem ætatem– de la voluntad de aplicar también al oficio papal lo que ya el Vaticano II (con el decreto Christus Dominus) y Pablo VI (Motu proprio Ecclesiæ Sanctæ del 6 de agosto de 1966; Motu proprio Ingravescentem ætatem del 21 de noviembre de 1970) habían decidido para los párrocos, los obispos y los cardenales (dimisión al cumplir los 75 años; exclusión del cónclave al cumplir los 80 años para los cardenales).
Aquellas decisiones conciliares y montinianas no tenían solamente el propósito pastoral declarado de evitar tener pastores incapacitados para el ministerio por edad avanzada (y el no declarado de alejar a eventuales opositores a las reformas), sino el de transformar –al menos de facto y a los ojos del mundo– una jerarquía sagrada en una administración burocrática similar a las administraciones de los gobiernos de los modernos estados democráticos, o a los ministerios pastorales sinodales de las sectas protestantes. Hoy Joseph Ratzinger completa la reforma conciliar, aplicando incluso a la sagrada dignidad del Sumo Pontificado las modernas categorías mundanas y seculares mencionadas, equiparando también en esto al Papado Romano con el episcopado subalterno. De hecho, es muy probable que la decisión de hoy se convierta en moralmente obligatoria para sus sucesores, haciendo del Papado un cargo “temporal” y  provisorio de presidente del colegio episcopal o, por qué no, del consejo ecuménico de las iglesias.
Al inicio de su “pontificado”, Benedicto XVI insistió efectivamente en el aspecto colegial de la autoridad de la Iglesia: el obispo de Roma es el presidente del colegio episcopal, un obispo entre los obispos; al final de su “gobierno”, Joseph Ratzinger ha querido presentar –como cualquier otro obispo conciliar– su renuncia.
Pero el 19 de abril de 2005, cuando Joseph Ratzinger fue elegido para el Sumo Pontificado por el cónclave, ¿aceptó verdaderamente, y no solo exteriormente, la elección? Según la tesis teológica desarrollada por el Padre M.L. Guérard des Lauriers O.P. (respecto de Pablo VI y de sus sucesores) esta aceptación no pudo ser más que exterior y no real ni eficaz, ya que el elegido demostró no haber tenido, ni entonces ni después, la intención objetiva y habitual de proveer al bien de la Iglesia y de procurar la realización de su fin. Desde aquel día, Joseph Ratzinger fue sí el elegido del cónclave, pero no formalmente el Sumo Pontífice que gobierna la Iglesia “con” Su cabeza invisible, Nuestro Señor Jesucristo. Con la decisión de hoy, en sintonía con la doctrina y disciplina conciliar y con el vivo sentimiento anti-papal heredado por él del protestantismo alemán y del modernismo agnóstico, del cual ha sido y sigue siendo el máximo exponente, Joseph Ratzinger sólo ha hecho explícito y manifiesto su rechazo a gobernar verdaderamente la Iglesia, y así deja de ser –jurídicamente– no el Papa, que nunca ha sido, sino el elegido del cónclave y el ocupante material de la Sede Apostólica.
En la ya dramática situación de la Iglesia, el gesto de hoy debilita aún más la barca apostólica sacudida por la tormenta. Es cierto que este gesto reconoce la incapacidad y la no voluntad de Ratzinger de gobernar la Iglesia, pero también es cierto que completa, como se ha dicho, la disciplina conciliar de descrédito de la jerarquía eclesiástica. Sólo la elección de un verdadero Sucesor de Pedro podría poner fin a esta crisis de autoridad, pero la composición del cuerpo electoral hace prever –humanamente hablando– que la noche será aún más profunda y que el alba todavía está lejos. Que Dios nos asista, a través de la intercesión de María Santísima y de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo.


Verrua Savoia, 11 de febrero de 2013

 

Traducido por el Padre Hector Lázaro Romero. Tomado de la Revista Integrismo

Repost 0
Published by Juan Manuel Olivar Robles - en Crisis de la Iglesia
Comenta este artículo
14 febrero 2013 4 14 /02 /febrero /2013 00:04

Estimados lectores: les presentamos un texto interesante del sitio amigo Santa Teresita del Niño Jesús sobre el miércoles de Ceniza.

 

Santa Cuaresma.

 

El Equipo de México y Tradición.


http://christianismus.files.wordpress.com/2012/02/popielec-falat-1881.jpg

 

A imitación de los Ninivitas, los cuales hicieron penitencia bajo la ceniza y el cilicio, la Iglesia, para domar nuestro orgullo recordarnos la sentencia de muerte que sobre nosotros recae en pena de pecado (1), pone hoy ceniza sobre nuestras cabezas diciendo “Acuérdate, hombre, de que eres polvo y al polvo has de volver”.
 
Tenemos ahí el vestigio de una antigua ceremonia. Los cristianos que habían cometido algún pecado grave y público debían también someterse a pública penitencia, y para eso, el miércoles de Ceniza, el Pontífice bendecía los cilicios que los penitentes iban a llevar puestos durante toda la Santa Cuarentena, y les imponía la ceniza sacada de las palmas que habían servido el año anterior para la procesión de los Ramos.

Luego, mientras los fieles rezaban los Salmos penitenciales, se ”expulsaba a los penitentes del lugar santo, por causa de sus pecados, como había sido arrojado Adán del Paraíso por su desobediencia” (Pontifical). Los penitentes no dejaban sus vestidos de penitencia, ni entraban en la Iglesia hasta el Jueves Santo, después de haber sido reconciliados por los trabajos de la penitencia cuaresmal y por la confesión y absolución sacramentales.

El papa Urbano VI, en el Concilio de Benevento (1091) mandó que la ceniza fuese impuesta también a los simples fieles porque “Dios perdona los pecados a los que de ellos se duelen“ (Int.) “Es rico en misericordia para con los que Él se vuelven de todo corazón por el ayuno, las lágrimas y gemidos” (Ep.). Y no hemos de desgarrar nuestros vestidos en señal de dolor, cual lo hacían los Fariseos, sino nuestros corazones (Ep.).

“Saquemos de la Eucaristía el auxilio de que hemos menester” (Pasc.), a fin de que, “celebrando hoy la apertura solemne del ayuno sagrado” (Sec.) “terminemos la carrera con una devoción que nada sea capaz de turbar” (Or.).

(1) La ceniza es símbolo de penitencia, y bendita por la Iglesia, se trueca en un sacramental que nos mueve a desarrollar en nosotros el espíritu de humildad y de sacrificio.

 

http://santateresitadelnjesus.blogspot.mx

Repost 0
Published by Juan Manuel Olivar Robles - en Religión Católica
Comenta este artículo
13 febrero 2013 3 13 /02 /febrero /2013 23:41

Estimados lectores:

 

les presentamos la biografía de un gran compositor italiano Giacomo Carissimi (18 de abril de 1605 - Roma, 12 de enero de 1674).

 

Fue uno de los compositores italianos más eminentes de los comienzos del Barroco y uno de los principales representantes de la Escuela Romana.


Nació en Marini, cerca de Roma, en 1604 ó 1605. No se sabe con certeza cómo fueron sus primeros años ni los estudios que siguió, pero a los 20 años ejerció el cargo de maestro de capilla en Asís, puesto que ocupó durante varios años. En 1628, ocupó el mismo cargo en la iglesia de San Apolinar que pertenecía al colegio Germanicum en Roma, trabajo que mantuvo hasta el año de su muerte. Recibió varias ofertas para trabajar en lugares importantes de Venecia y Viena, incluyendo una oferta para asumir el control San Marcos de Venecia en reemplazo de Claudio Monteverdi, pero declinó las ofertas. Tuvo numerosos alumnos, entre ellos Marc-Antoine Charpentier y Alessandro Scarlatti. En 1637 fue ordenado sacerdote.

Elegido en 1649 maestro de capilla pontifical, introdujo en las iglesias el acompañamiento de la música instrumental y fue el primero que introdujo la cantata para temas religiosos. En 1656 conoció a la reina Cristina de Suecia, que se encontraba en el exilio, y compuso numerosas obras profanas en su honor.

La mayoría de sus obras se conocen por copias, ya que los manuscritos originales se perdieron o fueron destruidos después de la disolución de la orden de los jesuitas en 1773.

Entre sus obras destacan misas, oratorios, motetes y cantatas.

 

Les dejamos Surgamus,eamus, properemus. 

 

El Equipo de México y Tradición.

 


 

 

Repost 0
Published by Juan Manuel Olivar Robles - en Noticias en General
Comenta este artículo
12 febrero 2013 2 12 /02 /febrero /2013 00:48

Estimados lectores:

 

Dado que hoy en día es muy común que incluso los católicos enseñen y crean en la falsa teoría de la Evolución de Charles Darwin, les presentamos un documental muy interesante con información del trabajo de Paul A. Nelson, Michael J. Behe, Scott Minnich, Stephen C. Meyer y otros científicos.

 

El Evolucionismo ha muerto. Viva el Creacionismo!!!

 

El Equipo de México y Tradición.

 


 
Repost 0
Published by Juan Manuel Olivar Robles - en Noticias en General
Comenta este artículo
11 febrero 2013 1 11 /02 /febrero /2013 23:33

442px-Emblem of the Papacy SE svg

Estimados lectores:


A partir del 28 de febrero, los modernistas dirán (como nosotros desde al menos Juan XXIII !) la Sede está vacante. El día de hoy, apareció en los medios la declaración del "papa" Benedicto XVI" en la cual renuncia a su cargo actual. Les dejamos los textos de su declaración. Sigamos rezando por el Papado, sigamos rezando por la Iglesia de Cristo, que es la Iglesia Católica para que regrese a su fe verdadera. Todos queremos a un verdadero Vicario de Jesucristo en la tierra que logre reestablecer el Magisterio de los Veinte Siglos de Iglesia.

 

Reina de la Iglesia, ruega por nosotros.

 

El Equipo de México y Tradición.

 

El Papa Benedicto XVI anunció su renuncia al Pontificado para el próximo 28 de febrero.

DECLARATIO

Queridísimos hermanos,

Os he convocado a este Consistorio, no sólo para las tres causas de canonización, sino también para comunicaros una decisión de gran importancia para la vida de la Iglesia. Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino. Soy muy consciente de que este ministerio, por su naturaleza espiritual, debe ser llevado a cabo no únicamente con obras y palabras, sino también y en no menor grado sufriendo y rezando. Sin embargo, en el mundo de hoy, sujeto a rápidas transformaciones y sacudido por cuestiones de gran relieve para la vida de la fe, para gobernar la barca de san Pedro y anunciar el Evangelio, es necesario también el vigor tanto del cuerpo como del espíritu, vigor que, en los últimos meses, ha disminuido en mí de tal forma que he de reconocer mi incapacidad para ejercer bien el ministerio que me fue encomendado. Por esto, siendo muy consciente de la seriedad de este acto, con plena libertad, declaro que renuncio al ministerio de Obispo de Roma, Sucesor de San Pedro, que me fue confiado por medio de los Cardenales el 19 de abril de 2005, de forma que, desde el 28 de febrero de 2013, a las 20.00 horas, la sede de Roma, la sede de San Pedro, quedará vacante y deberá ser convocado, por medio de quien tiene competencias, el cónclave para la elección del nuevo Sumo Pontífice.

Queridísimos hermanos, os doy las gracias de corazón por todo el amor y el trabajo con que habéis llevado junto a mí el peso de mi ministerio, y pido perdón por todos mis defectos. Ahora, confiamos la Iglesia al cuidado de su Sumo Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, y suplicamos a María, su Santa Madre, que asista con su materna bondad a los Padres Cardenales al elegir el nuevo Sumo Pontífice. Por lo que a mi respecta, también en el futuro, quisiera servir de todo corazón a la Santa Iglesia de Dios con una vida dedicada a la plegaria.

Vaticano, 10 de febrero 2013.

 BENEDICTUS PP XVI

Repost 0
Published by Juan Manuel Olivar Robles - en Noticias en General
Comenta este artículo